Autoridades despiden a los policías de Minneapolis involucrados en muerte de un detenido

27 de mayo de 2020 09:21

Cuatro agentes de Minneapolis involucrados en el arresto de un hombre afroamericano que murió bajo custodia de la policía fueron despedidos, horas después de que se difundiera el video de un testigo que mostraba que el hombre decía que no podía respirar mientras un policía blanco tenía la rodilla sobre su cuello. “Es la decisión correcta”, tuiteó el alcalde de Minneapolis, Jacob Frey, sobre los despidos.

La muerte, ocurrida el lunes en la noche tras un forcejeo con policías, es investigada por el FBI y por agencias estatales. De inmediato fue comparada con el caso de Eric Garner, un hombre negro no armado que murió en 2014 en Nueva York después de que un policía lo sujetara del cuello y Garner rogara por su vida, diciendo que no podía respirar.

Frey se disculpó con la comunidad en su página de Facebook. “Ser negro en Estados Unidos no debería ser una sentencia de muerte. Durante cinco minutos, observamos a un agente blanco presionar su rodilla contra el cuello de un hombre negro. Cinco minutos. Cuando escuchas a alguien pedir ayuda, se supone que deberías ayudar. Este agente falló en el sentido más básico, más humano”, publicó Frey.

La policía dijo que el hombre correspondía a la descripción de un sospecho en un caso de falsificación en un supermercado y que se resistió al arresto. El agente no identificado ignoró sus súplicas. “Por favor, por favor, por favor, no puedo respirar. Por favor, hombre”, se escucha que le dice el hombre, ya esposado, al agente.

La víctima fue identificada como George Floyd por Ben Crump, un prominente abogado de derechos civiles que dijo que había sido contratado por la familia de Floyd.

El hecho ha conmovido a la sociedad y en redes sociales se hicieron cadenas de oraciones por los familiares de la víctima e incluso, varias celebridades de Hollywood expresaron su repudio por el hecho, el que calificaron como de odio racial. (I)