Argentina pide a Moscú detener a excanciller iraní por atentado

- 12 de julio de 2018 - 20:18
Ali Akbar Velayati (izq.), asesor especial del presidente Hasan Rohani junto al mandatario ruso Vladimir Putin (der.).
Foto: AFP

Argentina pidió a Rusia detener al excanciller iraní, Ali Akbar Velayati, para su posterior extradición con el objeto de someterlo ante la justicia que lo acusa por el atentado al centro judío AMIA que causó 85 muertos en 1994, informó este jueves 12 e julio la cancillería.

Velayati se encuentra en Rusia en calidad de asesor especial del presidente Hasan Rohani, y el viernes viajará a China, por lo que se cursó el mismo pedido a las autoridades chinas, indicó en un comunicado la cancillería argentina que actuó como "correo diplomático".

La cancillería argentina envió a las autoridades rusas el pedido de detención librado por el Juzgado Nacional Federal y Correccional Nro. 6 de Argentina, a cargo del juez Rodolfo Canicoba Corral, que investiga el atentado.

"Se aguarda respuesta de las autoridades rusas al pedido argentino, formulado en el marco del Tratado de Extradición vigente entre ambos países.

La Cancillería mantiene contacto con la Embajada de Rusia en Buenos Aires", indicó el comunicado.

Velayati era el ministro de Relaciones Exteriores de Irán en 1994, cuando estalló la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en Buenos Aires, lo que causó 85 muertos y 300 heridos, el más grave atentado de la historia en el país sudamericano.

El excanciller es uno de los acusados por la justicia argentina como autor intelectual del ataque a la AMIA, pero a diferencia de otros imputados, sobre él no pesa un pedido de captura internacional por lo que solo se puede solicitar la extradición al país donde se encuentre.

Cada vez que el juez de la causa AMIA detecta que alguno de los exaltos funcionarios iraníes acusados en Argentina está fuera de su país, presenta un pedido de detención.

En el escrito, el juez especificó que Velayati está imputado por "la comisión de los delitos de homicidio calificado doblemente agravado por haber sido cometido con odio racial o religioso y por un medio idóneo para causar un peligro común, en perjuicio de 85 víctimas".

"La imputación que se le formula, surge de su probada intervención en la reunión donde se decidiera llevar a cabo el atentado contra la AMIA", señala el juez.

En 2011, la visita a Bolivia del entonces ministro de Defensa iraní, Ahmad Vahidi, estuvo cerca de desatar un conflicto diplomático con Argentina que pedía su extradición. Finalmente, el gobierno boliviano lo expulsó y pidió disculpas al país vecino. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: