México se moviliza y el repudio se refleja en todo el país donde no cesan las manifestaciones

Alcalde detenido no da pistas sobre jóvenes (Galería)

- 06 de noviembre de 2014 - 00:00
Los familiares y compañeros de los 43 estudiantes desaparecidos participan en una protesta en la Ciudad de México. Foto: AFP

México se moviliza y el repudio se refleja en todo el país donde no cesan las manifestaciones

Ciudad de México.-

La detención de José Luis Abarca y su esposa María de los Ángeles Pineda, la ‘pareja imperial’ de Iguala, según los reconoce el pueblo mexicano del estado de Guerrero, aún no ha dado respuesta a la desaparición de los 43 estudiantes, secuestrados hace más de un mes.

Aunque algunos medios mexicanos afirman que dos de los detenidos de Guerreros Unidos -la organización criminal que recibió la entrega de los estudiantes- han confesado su responsabilidad en “una matanza” perpetrada, y por ello se procedió con la detención del matrimonio de jerarcas, que desde un principio dijeron no tener nada que ver con los hechos, todo se ha difuminado en una serie de versiones sin confirmación.

La pareja fue detenida el martes en una modesta vivienda en la colonia Santa María Aztahuacán, en la delegación Iztapalapa (oeste), en la ciudad de México. Posteriormente  rindieron declaración ante la Fiscalía general, sin que se conozca hasta el momento el contenido de sus esperadas revelaciones. Además, nada se sabe sobre las actuaciones de la Fiscalía y las autoridades no han reconstruido lo que sucedió el 26 de septiembre, día en que desaparecieron los normalistas.

El gobierno federal y la Fiscalía de Guerrero acusan a la pareja como los autores intelectuales de la desaparición de 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero, el pasado 26 de septiembre, y también de la muerte de tres normalistas, la de una mujer que viajaba en un taxi y la de dos integrantes del equipo de fútbol de tercera división Avispones de Chilpancingo, que fueron agredidos por policías de los municipios de Iguala y Cocula por órdenes del entonces Alcalde.

Indignados por la falta de noticias de los chicos, los familiares se unieron ayer a una nueva marcha multitudinaria de estudiantes universitarios en la Ciudad de México.

Todas las universidades del país y otros centros docentes amanecieron en paro, mientras en el Distrito Federal, se concentraba una manifestación que tuvo por epicentro El Zócalo. La manifestación, denominada ‘Jornada Global por Ayotzinapa’, contó con la participación de decenas de organizaciones no políticas, e incluye misas por los desaparecidos.

Tras el arresto de Abarca, los medios mexicanos acusan al PRD de usar al Alcalde como una especie de ‘chivo expiatorio’ para no hacer frente a las acusaciones de vínculos entre la política mexicana y los narcos.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: