El gobierno afirma que no se afectará el plan de lucha antidrogas

Colombia legaliza el uso medicinal de marihuana

El consumo terapéutico del cannabis debe ser prescrito por un médico. En ese país hay unos 762.000 consumidores.
23 de diciembre de 2015 00:00

En 2015 Colombia ha estado a la vanguardia del tema de las libertades civiles. En el país se legalizó la eutanasia, se permitió a las parejas homosexuales adoptar hijos, el fiscal general anunció que radicaría en el Congreso un proyecto para dar vía libre al aborto. Y el año no podía terminar sin que el gobierno reglamentara el cultivo del cannabis con fines terapéuticos, decreto que fue firmado ayer por el presidente Juan Manuel Santos.

Así Colombia se suma a otros países de la región, entre ellos Uruguay, México y Chile, que han experimentado con la legalización o despenalización del cannabis como parte de una ola para cambiar las actitudes hacia el consumo de la droga y las políticas para combatirla en América Latina.

El decreto “permite que se expidan licencias para la posesión de semillas de cannabis, y que se cultive la planta con fines médicos y científicos”, afirmó Santos en una declaración televisada desde la presidencial Casa de Nariño.

“Permitir el uso medicinal del cannabis no va en contravía de nuestros compromisos internacionales en materia del control de las drogas”, subrayó el presidente de Colombia, cuyo país es el principal proveedor mundial de cocaína y donde también se produce marihuana.

El uso del cannabis con fines medicinales ya estaba permitido por una ley de 1986, pero su aplicación quedaba pendiente “debido a la falta de reglamentación” acerca de la producción legal nacional, dijo una fuente del Ministerio de Salud.

“La fabricación, la exportación, el comercio y el uso médico y científico de éste y otros estupefacientes se encuentran permitidos hace ya varias décadas en Colombia, y sin embargo, nunca se había reglamentado, que es lo que estamos haciendo”, aseveró Santos.

El mandatario destacó la evidencia científica que existe sobre las bondades de la planta, y dijo que el Ministerio de Salud de Colombia será el organismo encargado de emitir las licencias de fabricación y de exportación. Además, habrá mecanismos de seguimiento para las áreas de producción y cultivo. Según el Ministerio de Salud, el consumo terapéutico de marihuana debe ser prescrito por un médico.

Adicionalmente a este decreto, el Congreso estudia un proyecto de ley sobre cannabis medicinal, que espera definir tasas para los cultivos y ampliar otros detalles de la norma.

En Colombia, donde es legal cultivar hasta 20 plantas de marihuana, ya se consiguen productos terapéuticos que emplean su hoja. El consumo de cannabis en la vía pública y su comercialización están prohibidos en el país, aunque la posesión de dosis personales de 20 gramos está despenalizada desde 2012, cuando la Corte Constitucional ratificó una sentencia de 1994 sobre el tema. Cifras recientes del Ministerio de Salud reportan que en Colombia hay 762.000 consumidores de marihuana.

Las licencias

El decreto establece los requisitos para obtener una licencia de cultivo, la cual debe ser expedida por el Consejo Nacional de Estupefacientes, previo al cumplimiento de requisitos como: delimitación del área de cultivo, documentos, legalidad del predio y los solicitantes de la licencia, plan de cultivo, idoneidad de los cultivadores, protocolo de seguridad, póliza de seguros, entre otros.

“Lo que plantea el decreto es que ciertas actividades que uno podría llamar agroindustriales en donde se utiliza cultivos de marihuana para producir marihuana medicinal en forma de bálsamos, aceites, ungüentos y pomadas van a ser legales en nuestro país”, explicó el ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri.

En ese sentido, el decreto dice que su objetivo es “cumplir un conjunto de elementos propios de una actividad agroindustrial en el sentido de tener aplicabilidad en la salvaguarda de la vida, la salud humana y el medio ambiente”.

El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, también advirtió que la resolución no afectará la lucha contra las drogas de parte de las autoridades y fuerza pública. De hecho, el decreto establece que “sin previo aviso y cuando lo estime conveniente”, el Consejo Nacional de Estupefacientes y la Policía “podrán realizar visitas esporádicas al predio donde se desarrolle el cultivo, con el fin de verificar las condiciones de seguridad establecidas en la reglamentación. (I)

Te recomendamos

Las más leídas