El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Lun.25/Oct/2021

Actualidad

Tendencias
Historias relacionadas

Un hallazgo que rompe paradigmas

27 de abril de 2014 00:00

Una de las grandes noticias científicas en lo que va del año es el anuncio de que por primera vez han sido detectadas las ondas gravitacionales, que nos permiten echarle una mirada a los primeros momentos del Universo.

Estas son huellas del Big Bang y se parecen a las ondas sísmicas que se transmiten por la tierra cuando hay un temblor, o a las ondas que se hacen en el agua cuando se lanza una piedra. A medida que se alejan del origen se van haciendo más débiles.

Este hallazgo no confirma la teoría de la inflación del universo porque, como ya vimos, eso ya se lo había logrado con pruebas obtenidas de su “infancia”. La diferencia está en que las ondas gravitacionales se originaron durante los primeros instantes de vida del universo, cuando después de la explosión primordial se expandió creando espacio y tiempo a una velocidad varias veces superior a la luz.

Hay media docena de experimentos y mediciones satelitales en curso para tratar de confirmar el descubrimiento, y si así fuera, aportar elementos para determinar si existe más de un universo como los datos parecerían indicar. Pero ese es un tema para otro artículo.

Contenido externo patrocinado