El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Lun.25/Oct/2021

Actualidad

Tendencias
Historias relacionadas

Todos los temblores son causados por movimientos de las placas tectónicas

24 de agosto de 2014 00:00

No todos los temblores son causados por el rozamiento de las placas tectónicas -aquellos enormes pedazos de roca sobre los que descansan los continentes y los mares- hay muchas fallas que se producen por efecto de la fuerza de gravedad en terrenos volcánicos o de fuerte pendiente. La falla donde suceden los temblores en el norte de Quito se conoce como “Sistema de fallas de Quito” y se estudia hace algunos años. Los movimientos suceden porque el bloque sobre el que está apoyada la ciudad de Quito se “monta” sobre el bloque de los valles aledaños que están varios centenares de metros más abajo.

Cuando las construcciones se derrumban quedan zonas “vacías” donde la gente no muere. Se les llama “Triángulo de la vida”.

Este es un mito que circula por internet pero que no tiene la menor base científica. Es divulgado por un tal Douglas Copp, dueño de una empresa privada de rescate, y no solo que esta teoría no está avalada por ninguna organización internacional de ayuda en desastres, sino que ha sido duramente criticada por la Cruz Roja que la ha calificado de peligrosa para la supervivencia de las personas. Es que se aconseja no refugiarse debajo de muebles resistentes, como mesas y pupitres, sino situarse a un costado porque ahí supuestamente es una zona segura. Pero la experiencia en numerosos sismos ha probado que sucede exactamente lo contrario: las personas que cumplieron con los principios de “agacharse, cubrirse y agarrarse” tuvieron más chances de salvar sus vidas.

Hay personas que pueden predecir cuándo sucederán los seísmos

Ni los animales tienen la capacidad de predecir cuándo sucederá un terremoto, ni los humanos hemos inventado aún un método para saberlo.
Ni astrólogos, ni síquicos ni ningún otro tipo de charlatán ha podido demostrar que puede saber con anticipación cuándo sucederá.  

Tampoco lo ha conseguido hasta ahora la ciencia a pesar de lo mucho que se ha avanzado en conocer el interior del planeta. Es que todavía resulta difícil comprender la complejidad de los procesos de acumulación y de liberación de energía.

Pero sí hay manera de predecir no el cuándo sino dónde va a suceder, y qué tan grande puede ser. Hable con su familia, planee qué hacer cuando suceda un terremoto y practique simulacros.
En Ecuador, la historia nos recuerda a las ciudades que más daños han sufrido a causa de los terremotos. Aunque por mucho tiempo no pase nada y se piense que las precauciones son exageradas, el tiempo y las vidas que se salven terminarán dando la razón a quienes más hagan por prevenir las trágicas consecuencias. Recuerde prevenir es mejor que lamentar.

Contenido externo patrocinado