El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Lun.25/Oct/2021

Actualidad

Tendencias
Historias relacionadas

¿Qué nos permitió sobrevivir?

31 de agosto de 2014 00:00

La historia humana es la historia de las migraciones. No importa el color de piel: todos salimos de la misma región del este de África. Pero los sapiens no fuimos los primeros en poblar el planeta. La historia, que ahora se va reconstruyendo gracias al estudio del ADN, parece ser la siguiente.

Hace más o menos medio millón de años una especie de homínidos llamada Homo heidelbergensis dio origen a dos grandes grupos. Uno de ellos se quedó en África y con el tiempo evolucionó en Homo sapiens.

El otro emigró tal vez en busca de animales de caza. Esta era una especie de gran tamaño y fuerza (1,80 m de estatura y más de cien kilos de peso), capaz de fabricar armas y con una organización social primitiva.

Más adelante la población emigrada se separó en dos grupos. Uno se fue al oeste, hacia Medio Oriente y Europa, dando origen a los neandertales. El otro marchó más hacia el este y a lo largo de miles de generaciones fue poblando grandes regiones del sudeste de Asia. Estos son los denisovanos.

La hora de los sapiens

De los que se quedaron en África fueron surgiendo varios linajes del género Homo, uno de los cuales desembocó hace 200 mil años en el Homo sapiens, es decir, nosotros. Partiendo desde la actual Tanzania grupos de Homo sapiens salieron también en busca de nuevas tierras. Eso sucedió hace 70 mil años. Y en el camino se encontraron con los neandertales en Oriente Medio y Asia Central, donde hubo cruces reproductivos.

Otra población de humanos modernos continuó su viaje hasta llegar al Sudeste Asiático, donde hace unos 40.000 años se encontró con denisovanos. Los humanos modernos se emparejaron también con ellos y a continuación llegaron a Australasia. (...continúa)

Contenido externo patrocinado