Ecuador, 26 de Mayo de 2024
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

El documento plantea que la meta se logre con la realización plena de quienes han cruzado fronteras

Con una agenda, la igualdad de personas en situación de movilidad da pasos firmes

Con una agenda, la igualdad de personas en situación de movilidad da pasos firmes
29 de septiembre de 2014 - 00:00 - Secretaría Nacional de Planificación

Considerando que la movilidad social humana es un hecho cambiante y complejo y que la información respectiva será siempre una aproximación de la realidad, el Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, en coordinación con la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades), construyó la Agenda Nacional de Igualdad para la Movilidad Humana (Animhu).

Este documento contiene un análisis conceptual y normativo, así como un diagnóstico, ejes, políticas y lineamientos de política pública para su aplicación.

Es responsabilidad de esta agenda plantear como una de sus políticas la construcción, sistematización y gestión de la información sobre movilidad humana, con un enfoque de derechos humanos, género, generacional e interculturalidad, de cara a identificar las distintas variables e inequidades estructurales que colocan a las personas migrantes (incluyendo a quienes han retornado), inmigrantes, refugiadas, en tránsito y desplazadas en condición diferente.

La igualdad es entendida, para efectos de esta agenda, como la generación de paridad entre las personas que posibilita el ejercicio pleno de sus derechos, sin discriminación o subordinación, lo que conlleva la autorrealización individual y el mutuo reconocimiento de las diferencias entre los seres humanos.

Frente a la realidad compleja de la movilidad humana, este documento plantea que la igualdad se logre con la realización plena de las personas que de una u otra forma han cruzado fronteras.

Esto implica replantear la noción de ciudadanía, desde los distintos sentidos de pertenencia que la movilidad genera.

Ecuador es un país de origen, destino, tránsito migratorio y refugio. Esto lo convierte en un país de brazos abiertos para construir una sociedad del Buen Vivir impulsando la ciudadanía universal en diversidad y armonía con la naturaleza, permitiendo el respeto a la dignidad de las personas y la colectividad, sin importar su lugar de nacimiento o residencia.

Si las identidades se construyen por alteridad (condición de ser otro), los Estados-nación las han construido en relación a las personas de otras nacionalidades que habitan en su territorio. Es en función de esta concepción que se han ido construyendo políticas nacionales para dar respuesta, generalmente de control y restricción, a la movilidad humana.

Dinámica de vulnerabilidad

La migración de ecuatorianos está también marcada por esta tendencia a salir de sus lugares de origen y cruzar las fronteras recurriendo a vías no oficiales, debido a la restricción y criminalización que han impuesto tradicionalmente las políticas migratorias de Estados Unidos y los países de la Unión Europea, principales destinos de los flujos migratorios ecuatorianos.

Esto implica que la situación de indocumentación de las personas en movilidad humana los lleve a entrar en una dinámica de vulnerabilidad y persecución que conlleva serios quebrantamientos de sus derechos y, en muchos casos, el peligro de ser víctimas de las redes transnacionales de trata de personas y tráfico de migrantes.

Esta situación da cuenta de la urgencia de construir una metodología estandarizada oficial, que articule los esfuerzos de compilación de cifras entre las distintas entidades estatales.

La agenda, el referente

La Animhu será el referente principal para las funciones Ejecutiva, Legislativa, Judicial, Electoral, Participación y Control Social, en todos los niveles de gestión, así como para los gobiernos autónomos descentralizados en sus planes y programas, de manera que podamos construir y cumplir las políticas y lineamientos en materia de movilidad humana.

Para las misiones, representaciones y oficinas consulares de Ecuador en el exterior, esta agenda dirigirá su labor de velar por el ejercicio de los derechos de las personas ecuatorianas que han migrado y sus familias, ofrecerles asesoría, asistencia, protección, promover sus vínculos con el Ecuador, facilitar la reunificación familiar y estimular el retorno voluntario a nuestra patria.

Esta agenda es la hoja de ruta que consolida el principio constitucional que dice que las personas extranjeras que habitan en Ecuador tendrán los mismos derechos y deberes que los ecuatorianos.

Al mismo tiempo, el Gobierno Nacional dedica todos sus esfuerzos para que los ecuatorianos que han migrado sean recogidos respetuosamente en el país de destino y también prepara al país para que sea una sociedad digna de recibirlos para cuando decidan regresar.

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media