Cinco horas duró comparecencia de Vicuña en la Fiscalía

- 07 de enero de 2019 - 15:36
La exvicepresidenta es investigada por el presunto delito de concusión.
Foto: Patricio González / EL TELÉGRAFO

Como en sus mejores tiempos, la exvicepresidenta María Alejandra Vicuña llegó a la Fiscalía General del Estado, en carro sin placas, con seguridad personal, y fue recibida por alrededor de 80 simpatizantes.

“Te queremos Alejandra te queremos…Te queremos Alejandra te queremos”, era la consigna con la que fue recibida.

En retribución se dio tiempo para saludar con besos y abrazos a sus seguidores, la mayoría con pancartas y camisetas rojas en las que se identificaba que eran del movimiento Alianza Bolivariana Alfarista (ABA).

Cinco minutos antes de las nueve la exfuncionaria ingresó a la Fiscalía para rendir su versión libre y voluntaria sobre el denominado caso “diezmos”.

Al menos tres agentes del Servicio de Protección Presidencial le abrieron paso a Vicuña, quien estaba vestida con ropa ligera, pese a los cerca de 12 grados centígrados de temperatura que soportaba la capital a esa hora.

Seguidores y periodistas emprendieron una larga espera hasta que termine la versión que por ley tiene el carácter de reservada.

La lluvia cayó cerca del mediodía lo que obligó a gran parte de personas que llegaron para apoyar a Vicuña, a que busquen un sitio para protegerse.

Muchos llegaron de provincias de la Costa, por lo que el clima les afectó.

Cinco horas 15 minutos permaneció la exvicepresidenta en la Fiscalía.

El reloj marcaba las 14:10 cuando salió de la diligencia y nuevamente fue vitoreada por sus simpatizantes, aunque al menos la mitad ya se había retirado del lugar.

En diálogo con periodistas, Vicuña rechazó la acusación que se le ha hecho, de haber cometido supuestos actos ilegales cuando recibió los aportes económicos de sus excolaboradores.

Aunque admitió haber recibido recursos, aseguró que estos eran contribuciones voluntarias y que iban dirigidos al movimiento ABA.

“He dado una amplia versión, con los descargos correspondientes para que quede absolutamente claro y se abone a este proceso de investigación, donde estoy absolutamente segura de que la verdad triunfará”, dijo.

Consultada sobre el informe de la Unidad de Análisis Financiero (UAFE) en el que se establecen movimientos de altas sumas de dinero en su cuenta personal, negó esa versión y pidió que “no coman cuento”.

Explicó que como asambleísta, ministra de Vivienda y Vicepresidenta de la República, solicitó la licencia sin remuneración en cada caso, conforme lo establece la Ley y todo se realizó conforme a las normas legales.

Además, aclaró que sus escoltas no fueron pedidos por ella, sino que el Servicio de Protección Presidencial le asignó con base en el Decreto Ejecutivo 1369.

Por lo tanto la seguridad y protección en su calidad de exvicepresidenta será por seis meses.

El exasambleísta Andrés Páez, quien en su calidad de denunciante también estuvo en la rendición de versión de Vicuña, indicó que la acusada hizo “varias revelaciones con las que habría suficientes evidencias del delito de concusión”.

“En algunos pasajes me parece que la declaración fue insuficiente, en otros hubo revelaciones que ni yo mismo conocía”, sostuvo.

Para Páez, “uno de los aspectos sobre los que la señora Vicuña habló fue acerca del informe de la UAFE, que, al parecer, la compromete”.

Cuando terminó de hablar Páez con los periodistas, Vicuña y sus seguidores abandonaron el sitio.

El escándalo contra la exsegunda mandataria se desató el 26 de noviembre pasado mediante un reportaje televisivo.

Ahí se reveló que ella habría recibido “contribuciones” en su cuenta personal en 2011, 2012 y 2013. (I) et

 

 

 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: