El sospechoso fue detenido por la unase en el cantón vinces, provincia de los ríos

Un extorsionador pedía $ 7.000 por 'no hacer sufrir' a David Romo

- 22 de diciembre de 2015 - 00:00

El joven tenía 22 años cuando desapareció, en mayo de 2013; regresaba de la universidad a su casa, ubicada en el sector la Mitad del Mundo, en Quito.

Rodin Humberto R.R. fue detenido como sospechoso de extorsionar a uno de los familiares de David Romo Córdova (foto), un joven que está desaparecido desde mayo de 2013.

Juan Arsenio Córdova, abuelo de la víctima, comentó que recibió llamadas y mensajes de texto en los que decían que si quería volver a ver a su nieto y para que no lo hicieran sufrir debía cancelar $ 7.000.

Los uniformados de la Unidad Antisecuestros y Extorsión (Unase), que pertenece a la Dinased, localizaron al supuesto autor del delito en el cantón Vinces, provincia de Los Ríos. El hombre fue identificado como Rodin Humberto R.R., de nacionalidad ecuatoriana.

En el operativo ejecutado el 19 de diciembre, los agentes decomisaron celulares, entre estos el aparato desde el cual se mantenían las comunicaciones; además se incautaron varias municiones.

David Romo Córdova tenía 22 años cuando desapareció. Tiene 1,75 metros de estatura, 146 libras de peso, ojos cafés, cabello ondulado, cejas abundantes, un lunar en la parte izquierda del mentón, un tatuaje en letras chinas en el costado derecho desde la axila hasta la cintura.

El 16 de mayo de 2013, el joven regresaba de la Universidad Central a su vivienda, ubicada en el sector de la Mitad del Mundo, en Quito. Esa noche conversó con su progenitora Alexandra Córdova y le confirmó que estaba en el Metrobús. De ahí se encontraría con ella, pero nunca llegó. Las pistas siempre apuntaron a 3 sospechosos: el chofer, el ayudante y el controlador del bus # 4, de la Compañía Trans-hemisferios, San Antonio de Pichincha. En este vehículo fue visto por última vez.

Solo José M., el controlador del micro, fue sentenciado a finales de noviembre de este año a 4 meses de privación de libertad por el delito de ocultación de cosas robadas. El implicado utilizó ese dispositivo hasta el 26 de mayo, cuando investigadores de la Fiscalía y la Policía realizaron un allanamiento y lo recuperaron.

Al individuo le rebajaron un tercio de la pena mínima, porque se tomó en cuenta el atenuante que presentó: certificados de honorabilidad. En septiembre, también en este año, un grupo de estudiantes universitarios presentó un documental denominado ‘Sin Rastros’ como trabajo de graduación en la carrera de cine. En este se cuenta parte de su vida, además detalles de la búsqueda del joven que también quería ser cineasta, guionista y escribir obras de teatro. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP