Un acusado en caso Cosíos

26 de abril de 2012 - 00:00

Ayer se instaló la audiencia preparatoria de llamamiento a juicio en contra del policía Hernán Salazar y el uniformado Christian Imbaquingo, en el Juzgado Cuarto de Garantías Penales de Pichincha.

El peritaje de una cicatriz y las fotografías proporcionadas por un ex colaborador de diario El Telégrafo fueron los elementos clave en la exposición del fiscal Henry Estrada, quien ratificó los cargos en contra de Salazar.

Este último es sospechoso de haber provocado la lesión que mantiene postrado al estudiante del colegio Mejía, Édison Cosíos, desde hace siete meses.

En la sesión, presidida por el juez Vicente Altamirano, también estuvieron  decenas de alumnos del Instituto Nacional Mejía en señal de apoyo a los familiares del estudiante lesionado.

Al finalizar su exposición, el fiscal le prohíbe a Salazar salir del país y ordena que se presente semanalmente ante un juez.

Contra él mantuvo su acusación por los cargos de tentativa de asesinato con agravantes. Sin embargo, se abstuvo de acusar al policía Imbaquingo, quien constaba dentro del proceso de instrucción fiscal como posible encubridor.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: