Socio Vivienda 2 activa 550 botones de seguridad

15 de agosto de 2013 - 00:00

Son las 16:00 cuando Janeth Torres, para no sofocarse por el calor, se asoma a su ventana y presencia el instante en que un chico de aproximadamente 13 años le arrancha un celular a un señor, en una de las esquinas de Socio Vivienda 2.

“La responsabilidad de los padres es educar a sus hijos con principios y valores. Hay que enseñarles que el trabajo dignifica. Da mucha pena ver a  los jóvenes que desperdician su futuro por dedicarse a robar”, expresa la señora, quien vive en la manzana 1208.

Sobre las quejas permanentes de robos a domicilios y personas, Guillermo  Chacón, coordinador zonal del Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda  (Miduvi), indica que el Ministerio del Interior, a través de la Policía, está implementando todos los servicios de seguridad para, desde la propia comunidad, comenzar a  salvaguardar la integridad de los barrios.

La Policía visita las casas para pedir los números de teléfono a los jefes de hogar e ingresarlos al sistemaSegún Chacón, no se descarta la posibilidad de que existan dentro de la ciudadela grupos de ciudadanos que, inicialmente, “no encajen” dentro de lo que se está construyendo como comunidad.

En esta segunda etapa del plan habitacional, en la que se han entregado 1.787 viviendas, también se construirán escuela, colegio, un Centro Infantil del Buen Vivir (CIBV) y un dispensario de salud.

El teniente coronel Galo Pérez, jefe del Distrito Nueva Prosperina, afirma que a cerca de 550 familias del sector ya se les ha instalado el botón de seguridad, dentro del esquema de Casa y Barrio Seguro que lleva adelante la institución.

La policía Cristina Ibarra, quien está asignada a la Unidad de Policía Móvil, explica que realizan visitas a las casas para avisar a los jefes  de familia que deben llenar un formulario para estar registrados en la institución y de esta manera facilitar la labor policial al conocer con exactitud dónde viven, pues se pide una referencia de ubicación (tienda, bazar, restaurante, etc.).

Este beneficio no tiene ningún costo. El interesado solo tiene que proporcionar sus datos personales, los cuales serán ingresados a la computadora para posteriormente activar el sistema. “En el momento en que alguien necesite ayuda solo tiene que marcar el dígito cinco (5) e inmediatamente se le brindará auxilio”, explica Ibarra, al tiempo de señalar que entre cinco a siete segundos se demora en contestar la operadora.

En esa zona viven las personas que fueron reubicadas del Estero Salado, en el plan Guayaquil EcológicoPérez informa que en esa zona, donde viven las personas que fueron reubicadas del Estero Salado como parte del proyecto Guayaquil Ecológico, que impulsa el Ministerio del Ambiente, se ha iniciado la construcción de una Unidad de Policía Comunitaria (UPC) similar a la que funciona en Socio Vivienda 1, ubicada frente al colegio réplica Vicente Rocafuerte.

El Miduvi cedió a la Policía Nacional, en calidad de préstamo y hasta que esté construido el UPC definitivo (en unos 4 meses), una vivienda en la manzana 501, lista para su ocupación y dotada con servicios básicos para que sea utilizada por los uniformados.

Al Circuito Nueva Prosperina -que abarca Socio Vivienda- han sido destinados 50 policías, para que a través de patrullajes durante las 24 horas del día y en motocicletas hasta las 22:00, vigilen el orden.

Sin embargo, el problema de la inseguridad puede abarcar más allá de este plan de viviendas. Por ello, para Alexander Martínez, habitante de Nueva Prosperina (sector aledaño a Socio Vivienda), el ejemplo dado por los moradores de este lugar debe ser adoptado por los ciudadanos de otros sectores para prevenir delito y vivir de una mejor manera.

Por tal razón, la moradora indica que se realizan las  gestiones para que el plan de seguridad se replique en ese sector, donde, señala, el robo a personas tiene mayor incidencia.

Así ocurre, por ejemplo, en el Distrito Centro, donde a través del Circuito Alborada se trabaja con los moradores de la ciudadela Urbanor y de Sauces 1, con reuniones periódicas con la comunidad para tratar temas de mejoras y de seguridad.

En este ámbito, en días pasados miembros policiales del Servicio Urbano realizaron patrullajes preventivos  en la ciudadela Urdenor Mz.134, mientras la comunidad y servidores de la Policía Comunitaria (Polco) activaron varios de los programas del Barrio Seguro, como son las instalación de los botones de seguridad y  alarmas comunitarias.

MICROTRÁFICO SE EVIDENCIA EN ALREDEDORES

La delincuencia no es lo único que preocupa a los pobladores de Socio Vivienda 2, sino que también se han identificado sitios específicos donde consumen drogas. Yajaira, quien prefiere omitir su apellido para evitar represalias de sus vecinos, asegura que en los bloques unifamiliares se observa a menores de edad drogados.

La Policía ejecuta labores de inteligencia  para detectar actividades de microtráfico y a la vez identificar a proveedores. Otra labor que desarrollan los oficiales es trabajar directamente en las  escuelas situadas en el programa de vivienda popular, con el fin de evitar que los estudiantes sean introducidos en  las drogas.

El oficial Galo Pérez sostiene que otro problema es la venta de alcohol. “El Miduvi tiene un reglamento de uso de las villas que nosotros tenemos que hacer cumplir. Se prohíbe que se comercialicen bebidas alcohólicas. Una vez que se ha notificado a quien lo hace y, en caso de ser reincidente, puede ser desalojado”.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: