“Sacapintas” aún obtienen información de infiltrados

02 de noviembre de 2012 - 00:00

El pasado agosto un hombre fue herido en la pierna mientras forcejeaba con un “sacapintas”. Los asaltantes se llevaron el dinero que la víctima había sacado del banco minutos antes para pagar una deuda en una ferretería.

El 18 de septiembre el dueño de una gasolinera, al sur de Quito, fue embestido por hombres que se movilizaban en dos motocicletas. Luego de romperle el vidrio de su vehículo, tomaron la bolsa con dinero que acaba de retirar del banco, emprendieron la fuga y abrieron fuego contra policías que se percataron de lo sucedido.

Hace tres días, David Cepeda, de 37 años, no tuvo la misma suerte de los casos anteriores y perdió la vida a causa de un disparo en la cabeza cuando “sacapintas” intentaban robarle 22 mil dólares que acababa de sacar del banco.

El mayor William Calle, jefe de la zona 24 de Mayo, indicó que a pesar de los pedidos de la Policía hacia la ciudadanía para que solicite resguardo policial cuando realicen retiros bancarios, muchas personas no lo consideran necesario.

La Policía ha enfatizado que en la mayoría de asaltos fuera de entidades bancarias los “sacapintas” efectúan sus operaciones luego de recibir información o alertas a través de llamadas celulares realizadas desde el interior de las agencias bancarias”, indicó el oficial.

Según el Observatorio Metropolitano de Seguridad Ciudadana (OMSC), en el 2010 se reportaron 169 robos bajo la modalidad de “sacapintas”, mientras que en el 2011 hubo 181 y de enero a agosto de este año ya suman 170 casos.

Xavier Córdova, viceministro del Interior, indicó que a pesar de que el Gobierno dispuso la colocación de sistemas inhibidores de señal celular dentro de las instituciones bancarias, “a través de la Superintendecia de Bancos hemos detectado que algunas no tienen en funcionamiento el sistema”. La medida -dijo- fue tomada para evitar que la delincuencia organizada se infiltre y obtenga  información para asaltar a los usuarios.

El funcionario anunció, además, que la Superintendencia de Bancos ha previsto la entrega de una certificación de “bancos seguros” a quienes estén cumpliendo con la disposición, para que la ciudadanía esté al tanto del servicio que brindan las entidades bancarias.

Un total de 53 entidades del sistema financiero, entre matrices y sucursales, contaban con inhibidores de señal celular hasta el 24 de agosto, que comprende a bancos privados y públicos, cooperativas y sociedades financieras reguladas por la Superintendencia de Bancos.

La Policía reitera que cuando se trate de retirar grandes sumas de dinero, no se utilice los mismos horarios regulares en que suelen ir al banco a efectuar los trámites. Y sugiere que “si está a su alcance, utilice las transferencias electrónicas. Si por motivos de fuerza mayor debe acercarse a la entidad bancaria, hágalo acompañado y solicité que un oficial de la Policía lo escolte”.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: