Autoridades niegan que ajusticiados en Posorja hayan sido secuestradores

- 16 de octubre de 2018 - 18:00
La muchedumbre no cesó en su reclamo hasta acabar con la vida de los presuntos secuestradores.
Foto: Juan Carlos Holguín / EL TELÉGRAFO

Los policías no pudieron controlar la indignación de los habitantes de la parroquia Posorja, que terminaron con la vida de dos hombres y una mujer. Los ahora fallecidos fueron detenidos por un robo estilo "paquetazo"; pero, tras un rumor de que habían secuestrado a unos menores, fueron ajusticiados.

La información errónea de que los detenidos eran raptores de menores circuló desde la mañana de este 16 de octubre, a las 10:30. Se rumoreó que los fallecidos intentaron llevarse bajo engaños a los estudiantes de la escuela “Mi Mañana” y que los habían drogado, lo que después fue negado.

Sin hacer caso a las fuentes oficiales, la población se levantó e  impidió que los aprehendidos sean trasladados en un patrullero a Playas, para la audiencia de flagrancia. 

Cuando los tres presuntos delincuentes estaban en la patrulla, hubo una “lluvia” de piedras y palos que cerró el paso del carro policial y los sospechosos tuvieron que regresar a una celda dentro del pequeño habitáculo.

Bajo esa tensión, los gendarmes intentaron persuadir a los manifestantes para que permitieran el traslado de los detenidos, pero no lo lograron. “¡Mátenlos!, !quémenlos!”, gritaban los revoltosos.

El descontrol siguió creciendo en la mente de los moradores. La mayoría cubría sus rostros con camisetas improvisadas como pasamontañas. Luego, prendieron fuego al taxi en el que fueron detenidos y apedrearon el destacamento de la Policía, cuyos efectivos solo se limitaron a observar para salvaguardar su integridad física.

Posteriormente, varios hombres no identificados treparon los techos del cuartel y lanzaron botellas con gasolina contra la fachada; mientras un contingente de una base militar cercana avanzaba para detener a la muchedumbre.

Tres personas fueron ajusticiadas en Posorja.

Sin embargo, todo resultó infructuoso, pues los sospechosos fueron arrastrados del calabozo, desnudados, golpeados y quemados vivos.

El fiscal de Playas, Jefferson Caicedo, tomó procedimiento en Posorja. Dijo que los fallecidos habían sido detenidos por un robo estilo "paquetazo", no por secuestro.

Indicó que la versión del supuesto secuestro de los niños salió de alguien que llegó a desinformar y causó que la población se enardeciera.

Además, Caicedo indicó que hasta el momento, no se han recibido denuncias sobre niños secuestrados.

El fiscal dijo que no hay detenidos hasta el momento por el linchamiento. A quienes participaron en el hecho se les puede procesar por delincuencia organizada, con el agravante del asesinato de las tres personas. Esto puede acarrear una pena de 16 a 20 años de prisión.

Por su parte, la general Tanya Varela, jefa de la Zona 8 de la Policía, expresó que ante un robo de $ 200 y tres celulares, la Policía detuvo a tres personas que fueron identificadas plenamente por las víctimas. Tras eso, los detenidos fueron llevados al UPC de Posorja, para luego ser trasladados a Playas para la audiencia de flagrancia. 

"El pueblo, en una conducta que no se logra entender, fue en contra de las personas detenidas y se los quitó a los policías. No valió el diálogo y se iniciaron estos eventos que no se pueden comprender", destacó Varela.

Tras dispersar a la turba, personal de Criminalística efectuó el levantamiento de evidencias. En la avenida Juan del Valle de Posorja, a media cuadra del mercado municipal, se encuentra el cuartel policial con destrozos. Afuera permanece el taxi y algunas motos incendiadas por el pueblo. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: