Padres de Juliana no confían en la declaración del pastor evangélico

- 12 de noviembre de 2018 - 21:01
Juliana Campoverde desapareció el 7 de julio del 2012, cuando tenía 18 años.
Foto: @FiscaliaEcuador

Miembros de la Fiscalía General del Estado y la Dinased continúan con las labores de búsqueda del cuerpo de Juliana Campoverde, joven desaparecida el 7 de julio del 2012, cuando tenía 18 años.

Los trabajos se realizan en el sector de Bellavista, donde el pastor evangélico Jonathan C., principal sospechoso de la desaparición, indicó a las autoridades que habría enterrado el cuerpo de la joven.

Los padres de Juliana, Elizabeth Rodríguez y Absalón Campoverde, así como el pastor evangélico asisten a las labores de búsqueda en una quebrada de Bellavista.

La fiscal Mayra Soria se reunió en el lugar con los padres de Juliana Campoverde para darles a conocer avances sobre las labores de búsqueda. Hasta el momento se han encontrado una pieza dental y dos restos óseos.

Peritos analizan restos hallados 
Este domingo 11 de noviembre se encontraron restos óseos y dentales cerca de la avenida González Suárez, sector donde el pastor evangélico Jonathan C. dijo haber enterrado el cuerpo de Juliana Campoverde, joven de 18 años desaparecida en 2012.

El rastreo se realizó en el pasaje Baquero, al norte de Quito. Tras el hallazgo, los restos deberán ser analizados por peritos para determinar si pertenecen a la joven desaparecida hace 6 años.

La pericia se inició la mañana de este domingo 11 de noviembre, pero se cumple desde el pasado viernes, detallaron fuentes cercanas.

La diligencia se realizó en medio de fuerte resguardo policial para evitar la presencia de medios de comunicación y de personas curiosas. 

Entre 15 y 20 días tendrán que esperar los padres de Juliana, para confirmar si las osamentas encontradas en una quebrada del sector de la González Suárez, corresponden a la joven desaparecida en 2012.

Para ello, los familiares tendrán que dar muestras de sangre para evaluar si la cadena de ADN corresponde a Juliana.

Absalón Campoverde reiteró que no cree que los restos localizados durante excavaciones correspondan a su hija.

"Estoy convencido de que eso no corresponde a los restos de Juliana. Hubiéramos encontrado algo más", expresó el progenitor al conocer que se ha localizado una mandíbula, una pieza dental y una costilla.

En el cuarto día de la búsqueda, Campoverde estimó incluso que no sería la primera ocasión que habría ocurrido ese hecho. "Posiblemente no es la primera vez que él está haciendo esto", dijo.

Similar postura manifestó Rodríguez, quien advirtió que no confía en las declaraciones del pastor evangélico. "Yo voy a seguir exigiendo a que diga la verdad, que diga lo que ha hecho con mi hija", expresó la mujer e instó a los pastores de la iglesia que den una versión sobre este hecho, ya que han sido seis años de espera.

Las autoridades llegaron al sitio luego de que el pastor evangélico Jonathan C. se sometiera a la cooperación eficaz e indicara el lugar donde habría dejado el cuerpo de la joven.

Desde las primeras horas de la mañana, agentes de la Policía Nacional, de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestro (Dinased), con el apoyo de canes ejecutaron la búsqueda, tomando en cuenta las referencias que dio el pastor.

Para esta labor, los agentes se valieron de retroexcavadoras y maquinaria pesada, además segmentaron la zona para realizar la búsqueda.

El sábado 10 de noviembre se realizó en forma simultánea una reconstrucción de la ruta que habría recorrido Juliana, en el sector de la Biloxi, al sur de la capital, punto en donde se perdió el contacto con ella.

Está prevista que las labores de búsqueda se retomen mañana, martes 13 de noviembre. 

Juliana fue vista por última vez el 7 de julio del 2012. Ella desapareció luego de que se despidiera de su madre. La joven tomó la calle Ajaví (sur de Quito) para ir a su trabajo. Desde ese instante, su paradero es desconocido. Rodríguez, madre de la joven desaparecida, aseguró que Jonathan C. "fue la última persona que tuvo contacto con Juliana". 

Postura de la iglesia evangélica

Estuardo López, presidente de la Confraternidad Evangélica del Ecuador, expresó su solidaridad hacia la familia de Juliana. Y advirtió que el caso de una persona no refleja que se repita en el resto de los integrantes de la iglesia.

"El caso de una persona no quiere decir que todos los pastores, los líderes, los creyentes evangélicos estamos en una situación parecida y que estamos encubriendo", expresó en declaraciones a Gamavisión.

López reconoció que -en medio de este proceso- se extendió un certificado de honorabilidad declarando que mantenía "una conducta aceptable en actos públicos".

La Iglesia Cuadrangular, con su sede en Guayaquil, informó que en las próximas horas habrá un pronunciamiento sobre el caso. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: