La orden de asesinar a Efraín Ruales salió de la cárcel de Guayaquil

“Casquete”, el único sospechoso, fue trasladado con fuerte resguardo policial a la cárcel 4 de Quito.
06 de febrero de 2021 21:54

Con la detención de Alexis P.C., alias “Casquete”, la investigación por el asesinato del presentador Efraín Ruales Ríos, de 36 años, la mañana del miércoles 27 de enero, parece tomar un giro.

Según un reporte de Ecuavisa, el canal donde laboraba Ruales, en las diligencias realizadas en este caso se determinó que la orden de asesinar al actor salió de la cárcel de Guayaquil, desde donde se contrató a los sicarios.

En la audiencia de formulación de cargos contra alias “Casquete”, de 18 años, se estableció que su vida podría correr peligro, al ser el único sospechoso, por lo que en la tarde de este sábado 6 de febrero fue trasladado a la cárcel 4, en Quito, en medio de un fuerte contingente policial armado.

Lea también: Prisión preventiva para alias "Casquete", quien tenía el Vitara desde donde le dispararon a Efraín Ruales

Junto con “Casquete” fue detenida una pareja, la cual ya fue liberada; de igual manera se hizo con la mejor de edad, supuestamente la pareja sentimental del detenido, quien fue entregada a la Dinapen y luego a sus padres.

“Casquete” tenía orden de detención y es procesado por robo de carro, aunque las autoridades lo vincularían a la investigación por el asesinato de Ruales.

Las autoridades no descartan incluir al detenido en el Programa de Protección a Víctimas y Testigos de la Fiscalía.

Según los videos de las cámaras de seguridad del sector donde asesinaron al actor, tres días antes del crimen ya se veía al Vitara azul haciéndole seguimiento a Ruales.

El mismo desde el que se cometió el asesinato, ese mismo 27 de enero, por la noche, fue incinerado en la 25 y la G, suburbio de Guayaquil.

Según moradores del sector, dos hombres y una mujer se bajaron del mismo, todos usaban guantes. Luego habrían llegado dos hombres en moto, quienes le prendieron fuego.

En los dos allanamientos realizados la noche del jueves 4 y la madrugada del viernes 5 de febrero, se encontraron celulares, $ 6.000 y 17 prendas de vestir que supuestamente se usaron el día en que se cometió el sicariato. (I)

Te recomendamos

Las más leídas