Nueva sede judicial tramita al día unos 150 casos de niñez

11 de agosto de 2012 - 00:00

La aglomeración  de madres de familia, muchas  con niños en brazos, que se evidenciaba por años en los pasillos de los juzgados de la Niñez y Adolescencia en Guayaquil en procura de  diversos trámites legales, poco a poco   ha   disminuido por la incorporación de las nuevas dependencias que se enmarcan en el plan de reestructuración de la justicia que realiza el Consejo de la Judicatura de Transición (CJT).

Sin embargo,   en los alrededores de los juzgados de la Corte Provincial de Justicia aún se observan  niños  corriendo,  mientras que sus madres pugnan por obtener información sobre los trámites que han  realizado.

Karina Proaño, quien  hace cuatro meses tramita  una demanda de alimentos en uno de los juzgados, comentó que su documentación está entrampada porque   falta la firma de un funcionario. “La tiene en su despacho y no la firma rápido”, dijo.

Paulo Rodríguez, presidente del CJT,   reconoció  que hay fallas en el sistema judicial de la antigua sede.
Es por esta situación que  desde febrero pasado  funciona  la  Unidad de la Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia, situada en las calles Tulcán y Luque, en la que    diariamente se atienden  unas  150 causas.

Alberto Piza, abogado en el libre ejercicio, destacó que  avanza  el plan de reestructuración que lleva adelante el régimen, al que catalogó como  un proceso inédito.

Sin embargo, al referirse a la atención que se da en el nuevo edificio judicial, señaló que no está de acuerdo que restrinjan la revisión de los procesos y las visitas a los jueces,  como aún sucede en los despachos del Palacio de Justicia.

Fabricio Núñez, director de la unidad especializada, explicó que el nuevo modelo de gestión evita  que los abogados se entrevisten con los jueces, excepto que sea en presencia de la otra parte procesal y previa solicitud.

La medida se   aplica con la intención de impedir que haya      coimas o presiones al servidor judicial.

Asimismo, agregó que los expedientes  pueden ser revisados,   como lo ampara la ley. El asunto radica,   en que se debe seguir un orden y solicitarlo por escrito, evitando con eso que se  sienten junto al juez a revisar los juicios.

Para la usuaria Carmen Vaca, en el Palacio de Justicia se debería cambiar el sistema de como   entregan los trámites.
Ella  se demoró 10 meses en conseguir el fallo en una demanda de alimentos. En esos despachos, los servidores deben buscar en los archivos de forma manual.

Mientras que  en el nuevo edificio, Núñez manifestó,   se implementó un sistema informático para  que haya agilización y que se eviten   actos de corrupción.

Además, los usuarios pueden preguntar como está   su caso, por medio de este sistema, añadió el funcionario.

El ex juez Baltasar Garzón destacó la creación de unidades.

El ex juez español Baltasar Garzón,   coordinador de la Veeduría Internacional que observa el proceso de reestructuración de la justicia en Ecuador, indicó que los actuales juzgados de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia, implementados por el Consejo de la Judicatura de Transición,  “acogen el principio de dignidad”.

Garzón recalcó,   durante la presentación del segundo informe preliminar realizado el pasado jueves, que las edificaciones del antiguo sistema de justicia son “inadecuadas”, pero destacó las nuevas construcciones, a las que comparó con las del actual Registro Civil.

“En gran medida sigue un modelo que el propio presidente del Consejo de la Judicatura promovía en los registros civiles. Aquí se ve una proximidad de los usuarios y usuarias con el personal que los atiende en aquellas entidades”, dijo el ex magistrado español.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: