Motociclista se habría pasado luz roja

13 de agosto de 2015 00:00

La Fiscalía tiene 30 días para investigar y obtener las pruebas y testimonios sobre el accidente ocurrido el 9 de agosto en las calles Pedro Moncayo y Manabí, por el que falleció la joven Sofía Sánchez, de 22 años, al ser atropellada por una de las unidades de la Metrovía.

La Fundación Municipal de Transporte Masivo Urbano de Guayaquil explica en un comunicado que los buses del consorcio Metroexpress cuentan en esa avenida con dos carriles exclusivos de circulación que son utilizados: uno por los buses que cubren la frecuencia regular y el otro por los articulados que brindan el Servicio “express” de la troncal 25 de Julio.

Ese día, una unidad que cubría la ruta regular estaba estacionada en la parada 4 Manzanas, recogiendo y dejando pasajeros, teniendo a su vista el semáforo y la intersección de las calles en mención.

De acuerdo con la versión del conductor de esa unidad, el otro bus que cubría la ruta “express” se movilizaba en su respectivo carril y con el semáforo en verde, por lo que se alistaba a cruzar la calle Manabí y seguir con su recorrido normal a lo largo de la avenida Pedro Moncayo.

Pero por la calle Manabí se aproximó una moto de color negro con dos personas a bordo, cuyo conductor no respetó la luz roja del semáforo, pasando la bocacalle sin notar que la ruta “express” venía en sentido sur-norte.

Cuando el conductor del bus se percató de la imprudencia del motorizado, realizó una forzosa maniobra para impedir el impacto con la motocicleta, indica.

El motociclista frenó a raya, lo que ocasionó que su acompañante saliera disparada del vehículo y quedara bajo las ruedas del articulado de la ruta “express”, agrega. (I)

Te recomendamos

Las más leídas