Miembros del CJ rechazan juicio político

16 de marzo de 2011 - 00:00

Los vocales de mayoría del Consejo de la Judicatura (CJ) junto con su titular Benjamín Cevallos, ilegitimaron ayer el trámite de juicio político que lleva la Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional.

El proceso de fiscalización   impulsado por  el asambleísta  Mauro Andino,  de Alianza PAIS, sostuvo que  la Judicatura no ha cumplido con sus funciones de evaluar a jueces ni de capacitar a los funcionarios judiciales.

Cevallos, quien debe comparecer hoy, dijo que el legislador instauró este proceso porque tiene un “resentimiento” en contra de los vocales del actual CJ. Al parecer, el hermano del asambleísta, Wilson Andino Reinoso, juez de primera instancia de la provincia de Chimborazo, se presentó para el concurso de ministro juez de la Corte Provincial y no salió favorecido.

Señaló que el juicio político se lo inició con dos solicitudes, una de ellas, que cuenta con 34 firmas de respaldo, tiene la irregularidad de que el número de cédula del asambleísta  Jaime Abril consta con 11 dígitos.

El funcionario dijo que la solicitud de juicio político está incompleta y no es unipersonal. No cuenta con una demanda. “Este proceso es nulo. No permitiré que metan mano en la justicia”, dijo.

Los vocales Herman Jaramillo,  Homero Tinoco, Jorge Vaca Peralta,  Óscar León y  Luis Vásquez, junto con su abogado Fabián Zurita, apoyaron estos argumentos  en un comunicado. Allí sostienen que la solicitud de juicio político firmada por Andino, ante las supuestas denuncias, carece de veracidad y no se ajusta a su gestión. Manifestaron que oportunamente lo demostrarán con todos los medios de prueba previstos.

Mauro Andino insistió en el juicio y  calificó al actual asesor del presidente de la Judicatura, Manuel Rosales, como el “Zar del Consejo de la Judicatura”, ya que lo responsabiliza  de 800 puestos provisionales puestos “a dedo”.

Ante esto, Cevallos dijo que la Ley Orgánica de la Función Judicial lo faculta para designar cargos provisionales.

El vocal Germán Vásquez es cuestionado por  tráfico de influencias, agiotismo y estafa,  causas que incorpora Andino al juicio político.

El funcionario señaló que son hechos ocurridos dos o tres años antes de posesionarse como vocal de la entidad y que judicialmente están resueltos. “Andino miente al decir que  hice tráfico de influencias dentro del Consejo. Espero que se retracte”, expresó.

En otro punto, Andino sostiene que Vásquez presentó una falsa declaración juramentada de bienes el 4 de marzo de 2006.

El vocal se refirió  a esta tesis en  un documento preparado para ser expuesto ante la Asamblea como prueba de descargo,  que al declararlo falso se arroga atribuciones de juez civil, lo que no está permitido ni la Constitución ni por la ley.

El asambleísta insistió en que Vásquez se desempeñó como procurador judicial de Banco Pichincha durante su actual cargo de vocal de CJ.

Argumentó que una sentencia dictada por la Corte Constitucional, el 1 de octubre de 2009, le  impide ejercer ese cargo. Este hecho lo corroboró Antonio Acosta, presidente de la entidad financiera,  en un escrito.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: