El nuevo centro regional concluiría a finales de marzo

Médicos atienden las 24 horas a reos de Cotopaxi

- 01 de marzo de 2014 - 00:00
El nuevo Centro de Rehabilitación Social (CRS) de Cotopaxi se encuentra en la vía a Saquisilí y tendrá capacidad para 4.800 internos. Foto: Cortesía Presidencia de la República

El nuevo centro regional concluiría a finales de marzo

Latacunga, capital de Cotopaxi, enfrenta temperaturas de 15 a 22 grados. Previniendo estas condiciones climáticas y las enfermedades que puedan producirse, la Dirección Nacional de Rehabilitación Social dispuso personal médico y entregó ropa, así como dos calentadores térmicos, a cada una de las 351 personas privadas de libertad (PPL) que, desde la semana pasada, ocupan dos pabellones del nuevo Centro Regional, obra que estará totalmente lista a finales de marzo, según Ledy Zúñiga, presidenta del Consejo Nacional de Rehabilitación Social (CNRS).

Los 351 internos, que pertenecían a los pabellones E y C del expenal García Moreno de Quito, fueron ubicados en dos alas del nuevo edificio, que cuenta con los servicios básicos.

Para el traslado de los familiares de los privados de libertad, el Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos ha dispuesto de buses que saldrán hoy y mañana desde el expenal García Moreno hasta el CRS de Cotopaxi.

En cuanto a las pertenencias que tenían los presos en el expenal, Zúñiga indicó que se elabora un inventario con notarios para después entregarlas.

Sostuvo que en el nuevo modelo de gestión, la organización es diferente, pues anteriormente existían privilegios que los presos habían obtenido a base de extorsión.

“El modelo establece una condición de igualdad para todos en comida, ropa y kits de aseo, lo cual facilita que no se formen jerarquías”, señaló.

En el tema de uniformes para las PPL, dijo que son distribuidos según el clima de cada región, en Guayaquil la ropa es más holgada y en la Sierra son calentadores térmicos.

De 5 a 8 médicos atienden las 24 horas a los internos por cualquier problema de salud. “Cuanto hay estos cambios, a los internos les da el síndrome de abstinencia, porque algunos consumían droga, ahora no”, dijo. Ante esta situación, el Ministerio de Salud diseñó un plan de contingencia de dos o tres meses.

El penal tiene capacidad para 4.800 personas. Los restantes 2.200 del expenal se sumarán a los 351, así queda espacio para que internos de otras provincias cercanas pasen a este centro. Fernando Suárez, gobernador de Cotopaxi, afirmó que previo al traslado de internos de Imbabura, Tungurahua, Pichincha y Cotopaxi, se lo podría inaugurar.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: