Un accidente trastocó la tranquilidad de Mascarilla

- 24 de agosto de 2018 - 21:30
La Policía Nacional tardó horas en habilitar la vía Panamericana tras las protestas de habitantes de Mascarilla.
Foto: Tomada de Twitter

En audiencia de formulación de cargos el juez ordenó la libertad de dos gendarmes aprehendidos por los incidentes en Mascarilla, donde murió una persona.

Tras el incidente, en el que perdió la vida Andrés Padilla Delgado, un grupo de afrodescendientes desvalijó el Centro Integrado de Mascarilla, donde funciona la Policía Nacional de Ibarra, incendió un patrullero y se sustrajo motos policiales. Nada justifica este tipo de actos, dijo este viernes la gobernadora de Imbabura, Marisol Peñafiel.

La funcionaria también informó de la audiencia de flagrancia y formulación de cargos, que se instaló a las 03:00 del viernes, a la que asistieron los tres agentes detenidos en el sitio por la muerte del ciudadano afrodescendiente Padilla Delgado, de 24 años.

Durante la diligencia judicial, el agente fiscal Fernando Haro formuló cargos únicamente en contra del policía David V.C. por el delito de homicidio previsto en el artículo 144 del Código Orgánico Integral Penal (COIP).

Al término de la audiencia, el juez ordenó la prisión preventiva en contra del policía David Eduardo V.C., del Grupo de Operaciones Especiales (GOE), y dispuso se emita la boleta de excarcelación para los dos gendarmes.

Daños y perjuicios
Tras la muerte del joven Padilla Delgado, un grupo de personas indignadas no solo incendió un patrullero, sino que también arremetió contra el edificio del Centro Integrado de la Policía Nacional.

En este lugar se brindaban   los servicios de antinarcóticos, migración, seguridad, control del orden público y policía comunitaria. “Hasta el comedor lo destruyeron”, dijo Judith Palacios, que trabajaba en el sitio.

Peñafiel indicó que los protagonistas de los incidentes también se llevaron motos de la Policía e incendiaron un patrullero. “La justicia tiene que determinar a los responsables de estos hechos”.

Para la funcionaria, es importante que la Fiscalía nombre un perito externo para  que garantice la imparcialidad en la investigación sobre la muerte de la persona afrodescendiente, al ser presumiblemente un policía el implicado. “Queremos que se garantice la justicia, verdad y reparación a las víctimas”.

Investigación efectiva
La defensora del Pueblo de Ecuador, Gina Benavides, instó al Ministerio del Interior y a la Fiscalía que realice una investigación oportuna y efectiva al funcionario policial que hizo uso de su arma de dotación y que provocó la muerte de un ciudadano a fin de determinar responsabilidades y que este hecho no quede en la impunidad.

Informó que  la Delegación Provincial de Imbabura inició la vigilancia del debido proceso para garantizar la defensa de las personas detenidas involucradas en los hechos registrados.

La funcionaria, en un comunicado, exhorta a la Gobernación de Imbabura que se tomen acciones disuasivas  para evitar que aumente el nivel de violencia en la zona.

Benavides “rechaza categóricamente los hechos de violencia y recordó que el Estado está obligado a garantizar, siempre, el uso progresivo de la fuerza. Estamos alerta ante esta situación y exigimos que los procesos penales garanticen la tutela judicial efectiva”.

Accidente, origen de incidentes
En el sector Salinas-Control Mascarilla, a las 05:51 del jueves último, se registró un accidente de tránsito entre una camioneta Mazda, conducida por Diego Imbaquingo Mora, y una Chevrolet Luv, color verde, sin placas, el chofer fugó del lugar, según el parte policial del distrito Ciudad Blanca, circuito Ambuquí.

Como consecuencia del choque resultaron heridas Alejandra Coralla Yandún Imbaquingo, de 6 años; Yanela Valencia Ríos, de 29, en estado de gestación; y Adriana Elizabeth Mora, de 37. Las tres fueron dadas de alta del hospital del Seguro Social.

La Policía de tránsito, que tomó procedimiento en el lugar del siniestro, retuvo los vehículos y cuando eran trasladados al canchón los dueños de la camioneta Chevrolet Luv se opusieron y secuestraron la grúa, con la que se dirigieron al norte. 

En el control Mascarilla cerraron la vía con vallas y se produjeron los incidentes entre civiles y policías. A través del diálogo la carretera ya está habilitada al tránsito. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: