Colectivo LGBTI cuenta con centro psicotrans en Quito

- 29 de octubre de 2019 - 00:00
El centro se instaló en la capital, pues es en esta ciudad donde mayor número de denuncias se receptan.
Plano Informativo

El establecimiento está dotado de dos consultorios y dos cámaras de Gesell con el fin de evitar la revictimización de los afectados por casos de violencia. Esta es una iniciativa de Silueta X.

La capital de Ecuador, Quito, es la primera ciudad del país que cuenta desde este lunes con un centro psicotrans que ofrece asesoramiento al colectivo LGTBI, como alternativa a las clínicas correctivas o también llamadas de “deshomosexualización”.

Con dos consultorios, una recepción y dos cámaras de Gesell -destinadas a evitar la revictimización de las personas afectadas por abusos a raíz de su condición de género o identidad sexual-, el centro se distribuye en tres locales unidos y fue inaugurado este lunes.

Se trata de una iniciativa que desarrolla desde hace dos años la organización Silueta X, que decidió abrir el centro precisamente en Quito, dado que buena parte de las denuncias de situaciones de abusos al colectivo se producen en la zona de la Sierra centro del país. Al centro se acercaron representantes de la Coordinación Zonal 9 del Ministerio de Salud Pública (MSP), de la Defensoría del Pueblo, miembros del Mecanismo de Coordinación País, así como de asociaciones y grupos LGTBI. En los últimos años Silueta X, dirigida por Diane Rodríguez, presidenta de la Federación Ecuatoriana de Organizaciones LGBTI, que agrupa a unas 40, ha promovido una campaña para dar a conocer la existencia de las clínicas y centros de conversión (deshomosexualización y destransexualización), en los que se busca reconvertir la identidad de género de estas poblaciones. Algunos de ellos operan en la clandestinidad, bajo el falso argumento de que son centros de rehabilitación o de otra índole, al que los familiares ingresan forzosamente a homosexuales o transexuales, que son sometidos a diversas formas de tortura, entre ellas violaciones “correctivas”, según las denuncias.

Rodríguez se refirió al caso de un transexual masculino, que fue torturado y violado por el propio director del centro en el que fue recluido.

Como consecuencia, el joven quedó en estado de gravidez y en la actualidad tiene una hija de 2 años. No ha denunciado a su agresor, quien se ha hecho cargo de la pensión alimenticia de la menor, por lo que el caso ha quedado impune. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: