Familias afectadas por incendio reciben casas

- 24 de septiembre de 2019 - 00:00
Los damnificados del incendio se mostraron agradecidos por la entrega de sus nuevas viviendas, las cuales ya se encuentran debidamente legalizadas.
Mario Valiente Velásquez / ET

Las viviendas fueron levantadas por la Gobernación de la provincia de Guayas. También se entregaron electrodomésticos, colchones y enseres para el hogar.

Tres familias que perdieron todo en un incendio recibieron, este lunes, nuevas viviendas temporales y enseres del hogar por el Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (Miduvi) y la Gobernación de Guayas.

El flagelo ocurrió el 4 de septiembre en la cooperativa María Paidal, en el sector de Monte Sinaí, al noroeste de Guayaquil.

Un cortocircuito en una casa de caña inició el fuego y contaminó otras cuatro viviendas. Además, la explosión de dos cilindros de gas maximizó el daño, aunque no hubo heridos.

El vicepresidente de la República, Otto Sonnenholzner, presidió el acto de entrega y aprovechó para escuchar las necesidades de los habitantes de la zona.

En el evento también estuvo presente María José Carvajal, coordinadora zonal del Miduvi, quien detalló que se trata de viviendas temporales hasta que las permanentes sean edificadas.

“Estas casas son gestionadas por la Gobernación, la obligación del Miduvi era reasentarlos en un lote. Ahora los vamos a acompañar en el trámite administrativo para que tengan su título de propiedad y para que ingresen al plan Casa para Todos”.

Resaltó que las viviendas definitivas serán de hormigón, con un área de construcción de 50 m² y que se estima  estarán listas máximo en seis meses.

Indicó que en el flagelo perdieron sus casas cuatro familias, de las cuales tres ya fueron reasentadas, mientras que la otra rechazó el lote que   le asignaron; sin embargo, el Municipio de Guayaquil le ofreció otro espacio que sí aceptó.

Carvajal ponderó que gracias a un convenio con el Cabildo, en lo que va del año se han refrendado 385 lotes y que el próximo mes se espera regularizar otros 400.

Explicó que se trata de un trabajo arduo, pues son los que se censaron para este beneficio los que tienen que llevar adelante el proceso de entrega de documentos y requisitos, previamente a una inspección para corroborar que quienes viven en el inmueble son los mismos que firmaron.

Jimmy Villacrés, beneficiario de una de estas viviendas, relató que el incendio se originó en su antigua casa debido a una falla en las conexiones eléctricas, las cuales, admitió, eran precarias y estaban mal hechas.

Se mostró agradecido por la pronta actuación de las instituciones del Estado para brindarles asistencia y porque también los ayudaron  con la entrega de electrodomésticos y artículos básicos del hogar (ollas, colchones, entre otros).

Otra de las familias que recibió la donación se mostró aliviada porque su nuevo hogar se encuentra en una zona libre de riesgos.

Vicente Gutiérrez, jefe de la familia, admitió que su antigua casa no era segura, pues se encontraba construida al pie de una zanja, por lo que estaba en constante riesgo de caerse. Además, como todos los años, la temporada de lluvias venidera hacía que el riesgo fuera mayor.

Reconoció que su anterior morada no se encontraba debidamente legalizada, pero que “por la necesidad de tener un techo uno ‘compra’ aunque sabe que luego va a tener problemas”. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: