Exnovio le disparó y corre peligro de no volver a caminar

- 26 de julio de 2019 - 08:13
La familia de la víctima realizó un plantón afuera de la Fiscalía Valdivia para exigir que capturen al agresor.
Foto: Karly Torres / EL TELÉGRAFO

Valeria tiene 27 años y desde hace un mes, cuando recibió cinco tiros, permanece en un hospital de Guayaquil. John M., el sospechoso, no ha sido detenido por la Policía.

Valeria y John se conocieron  mientras trabajaban en una universidad de Guayaquil.

La relación se extendió durante un año y ocho meses hasta que en noviembre de 2018, Valeria decidió terminarla porque era víctima de violencia.

No solo cortó los maltratos, también denunció a su agresor y solicitó una medida de protección para evitar que John se le acercara.

Seis meses después de una aparente calma, Valeria fue baleada en el asiento posterior de un taxi informal cuando circulaba por el sur de Guayaquil.

John y Valeria se subieron al vehículo luego de comer en el Barrio Cuba y por las calles Vicente Trujillo y Antepara, el hombre le pidió al conductor que se detuviera porque recogería un dinero.

Al bajar del auto, John sacó un arma, le disparó a su acompañante y escapó. Hasta ahora no ha sido detenido.

Mañana se cumple un mes de ese ataque y Valeria continúa en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de un hospital de la ciudad, según comentó su padre, Julio Ortega.

La joven recibió cinco disparos: en el rostro, en el pecho y en la espalda. Uno le impactó en la columna.

“Los médicos nos dijeron que existe el riesgo de que no vuelva a caminar, pero nosotros confiamos en que Dios tiene la última palabra”.

Julio no sabe qué hacía su hija con John aquella noche y tampoco le ha preguntado por la gravedad de su estado.

“Tal vez la convenció de que lo perdone, tal vez la amenazó como hacía antes. Lo único seguro es que lo tenía todo planeado, porque andaba con un arma”.

Julio narró que cuando conoció a John no sabía que había agredido a otras mujeres. “Ella nunca vivió con él, eran solo enamorados”.

Israel Ortega, el único hermano de Valeria, mencionó que John la amenazaba diciéndole que si lo dejaba lo mataría a él. “Queremos que lo capturen. Ya ha sido llamado dos veces a dar su versión y no asistió”.

El hermano dijo que durante el tiempo de aparente calma, John seguía amenazando a su hermana a través del celular o de terceros.

El abogado Jorge Romero, quien conoció el caso de Valeria desde la primera denuncia, mencionó que está en indagación previa. “La familia no está pidiendo dinero, solo justicia para la joven”. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: