Fiscalía tiene la clave de acceso a celular de Bini

- 15 de agosto de 2019 - 18:05
El ciudadano sueco Ola Bini, supuesto colaborador de Julian Assange en Ecuador, en una de las presentaciones obligatorias que debe hacer en la Fiscalía.
Foto: Miguel Jiménez | El Telégrafo

En los archivos de la Fiscalía está la presunta violación a los sistemas de tres instituciones públicas.

Los investigadores de la Fiscalía General del Estado descubrieron una prueba que, para ellos, es fundamental en la investigación contra Ola Bini.

En uno de sus teléfonos encontraron las evidencias de que supuestamente se intentó forzar las seguridades de los sistemas informáticos de Petroecuador, de la extinta Secretaría Nacional de Inteligencia (Senain) y de la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT).

Bini no quiso entregar las claves de acceso a sus computadoras y teléfonos a las autoridades judiciales. Sin embargo, los agentes descubrieron una de sus claves usando las imágenes de seguridad del edificio donde vivía en Quito.

En las grabaciones pudieron observar los números secretos que daban acceso a la información guardada en el dispositivo I-phone.

El móvil fue analizado por Criminalística de la Policía y encontraron un archivo del 6 de octubre del 2015, donde existe un registro del intento de hackeo a las tres instituciones públicas.

En ese mismo día, según los archivos encontrados, Ola Bini se comunicó con Marco A., para mostrarle su ingreso y él le contesta que pedirá ayuda a su contacto de CNT. Marco A. también es investigado por el Ministerio Público.

Carlos Soria, abogado de Ola Bini, aseguró a Diario El Telégrafo que no conoce de esta nueva información y recalcó que revisará el expediente fiscal para emitir un comentario. Una respuesta la dará el viernes 16 de agosto de 2019 cuando su cliente se presente ante las autoridades judiciales.

La investigación contra Ola Bini se inició luego de la denuncia que hizo la ministra de Gobierno, María Paula Romo, sobre la presencia de hackers que intentaron vulnerar las seguridades informáticas de instituciones estatales. Esto ocurrió luego de que se retiró el asilo a Julian Assange en la Embajada de Ecuador en Londres.

La Fiscalía también pidió a CNT que le entregue información sobre un dispositivo (computador) que pudo ser vulnerado en el supuesto hackeo de octubre del 2015. Por eso, le solicita incluir el tipo de contrato, fechas de instalación, nombres de los responsables, propósito de dispositivo.

Además si en el registro de sus usuarios aparece alguien con el código de “olabini” y si tenía acceso a este dispositivo de la empresa pública.

Finalmente, le solicita que determine si al ingresar el usuario “olabini” a este dispositivo constituyó un acceso no consentido a su sistema. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: