En Carcelén, norte de Quito, encontraron cadáver de Angie Carrillo, desaparecida desde 2014

- 04 de mayo de 2016 - 20:46
Este miércoles se efectuó el segundo día de reconstrucción de los hechos. El caso de Angie Carrillo tenía más de dos años.
Foto: Cortesía

Bryan V, el principal sospechoso, se encuentra con prisión preventiva.

Los 27 meses de prolongada búsqueda terminaron para Yadira Labanda. Durante ese tiempo, ella buscó por todos los mecanismos a su hija, Angie Carrillo, joven de 19 años, que había desaparecido el 28 de enero de 2014 en la ciudad de Riobamba (Chimborazo).

La larga espera y angustia, de no saber que sucedió con ella  terminó el miércoles en la mañana. El cuerpo de Angie fue encontrado en el sector de Carcelén, norte de Quito, durante la reconstrucción de los hechos que ejecutaban las autoridades.

El principal sospechoso, y ex novio de la joven, Bryan V., fue quien confesó el lugar donde se encontraba el cadáver.  Bryan V., participaba en la reconstrucción de los hechos desde el martes.   Admitió que mantuvo con ella una discusión en Carcelén, luego la asesinó y la enterró.

Los agentes de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased), quienes estaban a cargo de la investigación, acudieron al sitio, para verificar el hecho, y alrededor de las 10:30, encontraron a la joven. De inmediato, avisaron a sus familiares.

La Dinased receptó varias versiones a través de entrevistas a su familia, amigos y personas del entorno social de Angie, para averiguar de su posible paradero.

Para Yadira Labanda, madre de Angie Carrillo, se trataría de un doble crimen, puesto que la joven habría estado embarazada de seis semanas. “Ahora esperamos que se abra el proceso judicial,  Puede ser por  asesinato o femicidio”, comentó con tristeza.

Bryan V., se encuentra con prisión preventiva, luego de la audiencia de la formulación de cargos por asesinato, que se realizó en la Unidad de Flagrancia de Quito.   

La lucha de Yadira, comenzó desde el 28 de enero de 2014, día en que Angie desapareció en Riobamba, luego de ir a un cajero automático.   La denuncia se puso en la misma ciudad el 31 de enero,  pero al poco tiempo, el caso se lo trasladó a Quito.  Yadira, prácticamente vivía entre  las dos ciudades, hasta que en 2015 se cambió definitivamente a  la capital, para estar pendiente del avance del proceso.

De acuerdo a la progenitora, fueron casi 3 fiscales, que llevaron el caso en estos dos años. Y es debido a la reconstrucción de los hechos con Bryan V., el principal implicado en la desaparición, es que se logra encontrarla, luego de más de dos años de búsqueda.  

En todo este tiempo, Yadira consiguió trabajo en Quito, con la finalidad de estar  pendiente todos los días de los detalles del caso,  y así conocer qué paso con su hija.  

“La encontré, aunque guardaba las esperanzas de encontrarla con vida, pero no imaginé que en esas condiciones”, manifestó con lágrimas.

Ahora, el  cadáver se encuentra en el Departamento de Criminalística de Quito.   Luego será entregado a sus familiares, para cristiana sepultura.

Romaneli Carrillo, padre de Angie, se encuentra viajando desde el exterior, para estar los últimos momentos con su hija y despedirla.

Angie Carrillo tenía 19 años cuando desapareció el 28 de enero de 2014 en Riobamba. Era estudiante  de medicina de la Escuela Politécnica del Chimborazo (Espoch). (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: