Ecuador se suma a los procesos de reparación

- 11 de julio de 2019 - 00:00
Íñigo Salvador, procurador General del Estado (centro), resumió los pormenores del encuentro con los representantes de la empresa brasileña.
Foto: Carina Acosta / EL TELÉGRAFO

Delegados de la empresa Odebrecht ratificaron su compromiso para resarcir al país, tras perjudicarlo dentro de una trama de sobornos.

Ecuador se convirtió en el sexto país de América Latina que inició el proceso de reparación por los perjuicios ocasionados por culpa de la empresa brasileña Odebrecht.

Esto, tras la conformación de una comisión integrada por la Procuraduría, la Secretaría Anticorrupción de la Presidencia, la Fiscalía General y la Contraloría.

Sus autoridades se reunieron ayer en la Procuraduría para dialogar con el gerente regional de Odebrecht para América Latina, Felix Martins, y los delegados Thiago Ribeiro y Sebastián Valle.

Luego de tres horas de diálogo, Íñigo Salvador, titular del organismo, calificó como positivo el primer encuentro ya que la empresa ratificó su compromiso para cooperar especialmente en las investigaciones de la Fiscalía.

Esto quiere decir que la reparación no interferirá en las indagaciones del Ministerio Público, ni de la Contraloría, peor en las causas judiciales.

“El acuerdo se sustentará en las leyes ecuatorianas y en aquello que las leyes no prevean tendrá como referente las buenas prácticas internacionales”, reiteró Salvador.  

 La trama de corrupción de Odebrecht es considerada  uno de los escándalos de soborno más grandes en la región. Se compuso de pagos desde la empresa para un número aún indefinido de autoridades estatales y de políticos para beneficiarse de contratos, según denuncias de la justicia de Estados Unidos.

Otros países en donde la firma alcanzó pactos con la justicia son Guatemala, República Dominicana, Panamá, Perú y Brasil, siendo esta nación en donde la empresa ha cancelado más dinero por sobornos ($ 394 millones).

En Ecuador, este delito registra sus primeras sanciones. Entre ellas, la sentencia contra el exvicepresidente Jorge Glas; el exministro de Electricidad, Alecksey Mosquera; y el excontralor general de la Nación, Carlos Pólit.

En 2017, Glas fue condenado a 6 años de prisión por asociación ilícita. Además, la Fiscalía inició investigaciones en su contra por el proyecto hidroeléctrico Manduriacu, construido por Odebrecht, en el cual se detectó un presunto sobreprecio.

Martins dijo que “hay compromiso firme por iniciar la reparación frente a las autoridades ecuatorianas”.

 Salvador no especificó fecha, pero adelantó que habrá una segunda reunión en la semana del 22 de julio para analizar una metodología de la negociación que deberá incorporar parámetros reparatorios integrales. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: