Familiares del equipo periodístico asesinado viajan a Colombia para pruebas de ADN

- 22 de junio de 2018 - 11:04
Familiares de las víctimas y autoridades brindaron una rueda de prensa previo a su viaje a Cali.
Foto: Archivo

Familiares del equipo periodístico del diario El Comercio, secuestrados en marzo en la zona fronteriza con Colombia y asesinados en cautiverio, viajaron este viernes 22 de junio a ese país para confirmar si los cadáveres encontrados en Tumaco, departamento de Nariño, corresponden a los de sus parientes.

El periodista Javier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas y el conductor Efraín Segarra fueron secuestrados el 26 de marzo en la zona de Mataje, cerca de la divisoria y provincia de Esmeraldas, y el 13 de abril las autoridades ecuatorianas confirmaron que habían sido asesinados por un grupo disidente de las FARC.

En una rueda de prensa antes de emprender el viaje Ricardo Rivas, hermano del fotógrafo asesinado, precisó que la noche del jueves 21 de junio se realizaron pruebas de ADN a los familiares directos, que fueron puestas en una cadena de custodia para entregarlas en Colombia.

Reclamó asimismo mejores canales de información sobre el caso para que las novedades lleguen primero a los familiares, en lugar de a los medios de comunicación, por asuntos de sensibilidad.

En ese sentido, cuestionó que ayer se enterara del hallazgo de los cadáveres por un tuit del presidente saliente de Colombia, Juan Manuel Santos, y la llamada de un medio colombiano para pedirle reacciones sobre el hecho.

De su lado, Yadira Aguagallo, pareja del fotógrafo asesinado, escribió en un grupo de prensa de whatsapp, que si se confirma la identidad, el "camino hacia la verdad y justicia apenas comienza" y que los familiares no descansarán "hasta que se establezcan responsabilidades en todos los niveles".

Agregó que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos "ha sido informada y está tratando de establecer la logística para llegar a Cali", donde se realizarán las evaluaciones forenses a los cadáveres a través de técnicas de identificación por medio de estudios del ADN de las víctimas y dentición.

Se presume, indicó, que las investigaciones forenses tardarán entre 24 y 48 horas, después de lo cual se podrán conocer los resultados.

Santiago Chávez, viceministro de Movilidad Humana, indicó en la rueda de prensa que la Cancillería de Ecuador ha mantenido permanente contacto con la del vecino país y detalló que a Colombia se desplazan también hoy delegados de la Fiscalía, del Ministerio de Justicia y de la Dirección de Inteligencia de la Policía.

Wilson Toainga, el fiscal encargado del caso, manifestó en la misma comparecencia que acababa de comunicarse con su par en Colombia: "Llevaremos todos los documentos de nuestra investigación. En esta comitiva van profesionales forenses del Ecuador para participar en el procedimiento".

Los familiares de los trabajadores del rotativo señalaron en la rueda de prensa que los parientes de Katty Velasco Pinargote y Óscar Villacís Gómez, una pareja de ecuatorianos también secuestrada en la frontera con Colombia en abril, y cuyo paradero se desconoce, les pidieron elevar su caso con las autoridades del país vecino.

Los Gobiernos de ambos países atribuyen el secuestro de la pareja, así como el del equipo de prensa, a un grupo disidente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), autodenominado Oliver Sinisterra, liderados por alias "Guacho".

Velasco y Villacís "siguen secuestrados y no podemos permitir que eso continúe así y no podemos permitir que sus familias no reciban información y no tengan a quién preguntar dónde están", reclamó Aguagallo. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: