David Romo lleva una semana desaparecido y aún no hay pistas

24 de mayo de 2013 - 00:00

Durante una hora y media familiares y amigos de Santiago David Romo, de 21 años, realizaron una vigilia en la Plaza Grande la noche del miércoles. El joven desapareció el pasado jueves 16 de mayo, luego de  salir  de la Universidad Central, cerca de las 21:00.

Durante la vigilia se mantuvieron velas prendidas junto a los carteles con la foto del joven estudiante de periodismo. Roberto Romo, padre de David, explicó que la última comunicación que su esposa mantuvo con su hijo fue a las 21:30 del jueves, cuando le avisó que ya había tomado el metrobús en la estación del Seminario Mayor, en la Av. América, al norte de Quito. Media hora después, cuando su madre volvió a llamarlo, el teléfono estaba apagado.

La mañana del viernes los padres acudieron hasta la Policía Judicial (PJ) a poner la denuncia de su desaparición, sin embargo, les dijeron que debían esperar 48 horas para receptarla, por lo que tuvieron que hacerlo el sábado. Esto, a pesar de que autoridades fiscales y policiales anunciaron hace varias semanas que se dejaba sin efecto el plazo de 48 horas para denuncias de desaparecidos, pues ese tiempo es el más importante para tomar pistas y realizar la búsqueda de las personas.

Debido a esto, las diligencias comenzaron cuatro días después de la desaparición de David. El padre del joven explicó que el fiscal Jorge Nogales trabaja con los agentes investigadores. Sin embargo, hasta el momento no hay noticias de David, quien el próximo 31 de mayo cumplirá 22 años y tiene una hermana menor.  

“La vigilia es para que la gente conozca nuestro dolor y si saben algo nos ayuden, por favor; ha pasado una semana y no tenemos noticias de nuestro hijo”, dijo Roberto Romo, mientras recibía los abrazos de amigos que elevaron algunas plegarias y mostraron su apoyo a la familia durante el encuentro.

La rutina de David se concentraba todo el día en la universidad. Debido a que vive en la Mitad del Mundo, prefería quedarse allí; su última hora de clase era hasta las 20:00.

De los videos de ojos de águila del sector donde fue visto por última vez no se pudo obtener pistas, pues las imágenes son borrosas. La mañana y tarde del miércoles, miembros de unidades especiales realizaron un barrido cerca al volcán Pululahua.

Una de sus amigas, Cristhina Reyes, cuenta que estuvo en el cine con David la semana pasada, pero la última vez que lo vio fue el miércoles, un día antes de su desaparición. Se encontraron en el bar de la universidad, cuando él  le entregó a Cristhina  un Cd para que le grabe música.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: