Un hombre le quitó la vida a su conviviente y dejó herida a su suegra

- 19 de julio de 2019 - 00:00
El cuerpo sin vida de la víctima quedó tendido en la mitad de la carretera que conduce al cantón Salinas, en la provincia de Santa Elena.
Foto: Armando Zamora

Dentro de una vivienda construida en caña y madera fue atacada con un cuchillo Germania Yahaira Quiroz Sánchez, de 23 años.

El sospechoso de femicidio es su conviviente, identificado como Claudio Agustín G. C., de 29 años, quien -hasta el cierre de esta edición- no era capturado.

A las 07:00 del jueves 18 de julio, Yahaira acompañó a sus dos hijas (de cuatro y seis años) a la escuela y regresó a su domicilio, situado en el recinto Buenos Aires, de la comuna Zapotal.

La localidad está ubicada en el kilómetro 51 de la vía  Guayaquil-Salinas, en la provincia de Santa Elena.

En la casa la esperaba Claudio con quien discutió. El individuo tomó un cuchillo e hirió a su pareja.

Flor María Sánchez Indio, madre de la joven, quien estaba en el lugar y trató de defender a su hija, también fue agredida.

La progenitora, de 46 años, presentó cortes en rostro y hombros. Hasta la tarde del jueves 18 de julio de 2019 seguía internada en el hospital Liborio Panchana, según informó Kléber Enríquez Chacón, Jefe de la Subzona de Salud Santa Elena.

Claudio salió corriendo de la vivienda, atravesó la carretera principal y se perdió entre la maleza, característica de la zona.

Los agentes lo buscaron por tierra y por aire con el helicóptero de la Unidad de Aeropolicial.

Yahaira, aún con fuerza, intentó perseguirlo y detenerlo, pero se desvaneció en la carretera, en una franja pintada de amarillo entre los cuatro carriles.

Ahí falleció y se convirtió en una víctima más de la violencia machista en el país. Su cuerpo fue cubierto con una sábana blanca.

Rocío, una vecina, comentó que Yahaira era víctima de constantes maltratos. Ella recordó que la última vez que escuchó una discusión fue el lunes 15 de julio y hasta agentes policiales acudieron a ayudarla.

“Él amenazó con también quitarle la vida a las niñas y por eso estamos asustados”, manifestó.

Paola Vera, otra amiga de la víctima, dijo: “No debemos callar la violencia. Mire lo que pasa”. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: