Lucha contra la corrupción

Bucaram eludió prisión en 3 casos de corrupción

Los casos judiciales han perseguido al político del PRE; durante su gobierno fue acusado de malversación de fondos del Estado. Se autoexilió en Panamá.
17 de junio de 2020 00:00

Aproximadamente 17 horas pasó detenido, el 4 de junio de 2020, el expresidente de la República Abdalá Bucaram Ortiz. Para luego, en audiencia de formulación de cargos, recuperar la libertad bajo la condición de arresto domiciliario.

El político, de 68 años, está procesado por tráfico de armas, e investigado por su presunta participación en peculado y delincuencia organizada, puesto que en su domicilio de la ciudadela Kennedy se encontraron cajas con insumos médicos del hospital del IESS. No es la primera vez que Bucaram es procesado por un delito de corrupción, por los cuales nunca estuvo preso.

Bucaram, hermano de la exprimera dama del país, Martha Bucaram de Roldós, pues era la esposa del presidente de la República, Jaime Roldós Aguilera, consiguió en 1979 su primer cargo público como intendente general de Policía de Guayas; y ese fue el inicio su carrera política. En 1980 pasó a cumplir funciones de consejero administrativo y a desempeñarse como asesor en la Inspectoría General de la Nación.

Asume Alcaldía de Guayaquil

Para 1983, Bucaram ya lideraba el Partido Roldosista Ecuatoriano (PRE), con el cual llega, el 15 de abril de 1984, a la Alcaldía guayaquileña. En noviembre de ese mismo año, Bucaram es condenado a una pena de cuatro días de prisión dentro de una causa penal por injurias y atentado a la seguridad nacional, impulsada por el presidente socialcristiano León Febres-Cordero y las Fuerzas Armadas.

En septiembre de 1985, Bucaram deja la Alcaldía de Guayaquil y junto con el prefecto de Guayas, Alfredo Adum, se dirigen a Panamá, donde permanece hasta 1987.

Un mes después de que Bucaram abandona el Municipio, el 20 de noviembre de 1985, le dictan prisión dentro de la causa penal por la compra de cascajo, con sobreprecio de 200 millones de sucres ($ 8.000). El Congreso levantó la orden de prisión del político y en octubre de 1990 se archivó el caso.

Bucaram reconoció que durante sus funciones de alcalde enfrentó 44 juicios penales, civiles y/o administrativos. “Iniciados en mi contra, acusándome de arbitrario, fascista, ladrón y guerrillero, y encima tuve que soportar el escarnio de ser arrinconado dizque por una presunta traición a la patria”.  Por eso, Bucaram dijo que junto con su familia salió del país y pidió asilo político en Panamá.

Juicios durante su gobierno

De regreso a Ecuador y sin órdenes de prisión, Abdalá Bucaram, a sus 44 años, fue investido con la banda presidencial el 10 de agosto de 1996.
Una de sus principales actuaciones negativas fue el nepotismo: hermanos, primos y cuñados se repartieron el gabinete gubernamental.

El Congreso rechazó las arbitrariedades y excesos del gobierno roldosista que terminaron por defenestrarlo. Pero antes de que Bucaram Ortiz responda por sus actos de corrupción, regresó nuevamente a Panamá.

El 7 de marzo de 1997, la Corte Suprema de Justicia inició una causa penal contra Bucaram por el delito de peculado, por uso indebido de gastos reservados del Gobierno. También se abrió otro proceso de peculado por desvío de fondos presupuestarios para la compra de mochilas escolares.

El 31 de marzo de ese año se dictó prisión contra el exmandatario. El Congreso destituyó a la Corte Suprema y puso otra, dirigida por Guillermo Castro, quien anuló y archivó ambos casos. Cuando prescribieron, Abdalá Bucaram regresó a Ecuador.

Abdalá B.O. rendirá versión por vía telemática este viernes

Una vez que el caso pasó a la Unidad Judicial Penal Norte Nº 2 de Guayaquil, la jueza dispuso que el procesado Abdalá B.O. rinda su versión el viernes 19 de junio, a las 11:00, por vía telemática con la Fiscalía Provincial de Guayas.

Esta declaración se dará dentro del caso de tráfico de armas, porque fue procesado el 3 de junio de 2020. El fiscal Álvaro Romero Castro solicitó la autorización para trasladar al procesado, que cumple arresto domiciliario.

La jueza conminó al fiscal a que brinde las facilidades del caso para la realización de la diligencia y que la versión sea receptada vía telemática en compañía de su abogado defensor. Esto porque la defensa técnica del procesado ha señalado en sus escritos que se tenga en consideración su historia clínica, tal como refiere el certificado médico suscrito por el cardiólogo Dr. Luis Hallon Rodríguez, y por pertenecer al grupo vulnerable (adulto mayor), para lo cual el fiscal coordinará con el procesado y su defensa la manera idónea para que se cumpla la diligencia. (I)

Abdalá Bucaram Ortiz ahora es investigado por presunto peculado y delincuencia organizada.
Foto: Archivo / El Telégrafo
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado