Acribillado por sicarios había sido amenazado

15 de junio de 2012 00:00

El joven asesinado la tarde del miércoles pasado, cerca de una lavadora de carros, en el norte de Guayaquil, había sido víctima de frecuentes amenazas de muerte.

Así lo confirman los familiares de Luiggi Rivera Quila, de 22 años, quien semanas antes había revelado los nombres y alias de personas que querían matarlo.

La progenitora del occiso, el día del crimen, mencionó que su hijo era amenazado y que en el hecho estarían involucrados policías.

Esto no es descartado por la Fiscalía que recepta las versiones necesarias para dar con el paradero de los implicados.
Julio Vacacela, fiscal de la Unidad de Intervención Inmediata y quien está encargado de las investigaciones, manifestó que la madre proporcionó varios nombres de las personas que amenazaban a su vástago, pero no fueron revelados para no entorpecer el proceso.

El cuerpo de Rivera fue velado en la ciudadela Molina de Frank, cantón Durán. La madre lamentó lo ocurrido y exigió justicia. “Mi hijo se dedicaba a la compra y venta de vehículos, pero no tenía un patio”. De ahí prefirió no dar más declaraciones.

El primero de los hermanos Rivera Quila fallecido fue Antonio Bernardo (38), a quien le propinaron 7 tiros el 19 de junio de 2004.

El segundo asesinado fue Washington Rivera Quila (31), quien recibió 7 tiros, el 30 de marzo de 2011, cuando circulaba, en su camioneta Chevrolet Silverado, por la ciudadela Kennedy. El último crimen fue el que ocurrió -la tarde del miércoles- afuera de la lavadora de carros.

Contenido externo patrocinado