6.879 causas por maltrato contra las féminas se registraron en la función judicial en enero de este año.

80 juzgados ofrecen ayuda integral a la mujer

6.879 causas por maltrato contra las féminas se registraron en la función judicial en enero de este año.
29 de abril de 2014 00:00

Cada 18 segundos en el mundo, una mujer es víctima de algún tipo de agresión, según un informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). En Ecuador, 6 de 10 féminas sufren violencia intrafamiliar.  Para erradicar este tipo de violencia, organismos del Estado han emprendido una serie de campañas relacionadas con la protección de las mujeres, niños y adolescentes.

En esa línea se crearon en Ecuador 80 juzgados de lucha contra la violencia intrafamiliar, y contra la mujer, que ya funcionan desde el año pasado.

En estas unidades las víctimas de violencia intrafamiliar no solo encuentran ayuda del juez o jueza para la sanción pertinente del agresor, sino también atención integral psicológica, médica y social, a través de trabajadores o trabajadoras sociales debidamente capacitadas. Además tienen asesoría legal gratuita.

“No podemos pensar que esta problemática, ya en el ámbito judicial, solo signifique una respuesta penal. Por supuesto que tiene que haber la sanción pertinente, porque dejar estos hechos en la impunidad es justamente permitir que estos se reproduzcan, manifestó Gustavo Jalkh, presidente del Consejo de la Judicatura, durante la apertura de la campaña ‘Violencia de género, ni más’.

Solamente en el primer mes de este año se abrieron 6.879 causas en las unidades de violencia contra la mujer y la familia, según cifras de la Función Judicial.

Con 9.947 denuncias presentadas en 2013, Guayas se convierte en la provincia con mayor casos de violencia intrafamiliar. Zamora Chinchipe es la jurisdicción con menos registro de violencia de este tipo, solamente 233 causas tienen en las unidades del Consejo de la Judicatura.

En 2013 se receptaron 31.224 causas en el país, según estadísticas de la Función Judicial.

Desde el Consejo de la Judicatura seguirán trabajando para que las unidades de violencia contra la mujer  y la familia sean absolutamente efectivas y cuenten con lo necesario para atender adecuadamente a las víctimas, recalcó Jalkh. “Tenemos que tener presente que la violencia de género es sin duda y posiblemente la primera fuente de todos los otros tipos de violencia en la sociedad”, dijo el funcionario.

Roger Cusme, juez Noveno de la Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia de Pichincha, comentó que el incremento de magistrados en esta área es muy positivo para ayudar en la celeridad procesal,  “las causas de familia son las más numerosas, teníamos el problema de  juicios represados, por eso la creación de más unidades es muy positivo para la eficiencia en los tiempos de respuesta”.

Las causas más comunes que se presentan en estos juzgados son  los juicios de fijación alimenticia, ya que estos no prescriben.

Los casos de alimentos se  inician cuando el beneficiario tiene un año  y pueden durar hasta que tenga 21 años. En este lapso no se cierra la causa porque se pueden presentar incidentes de aumento, disminución, liquidaciones de pensiones etc., por tal motivo es la carga procesal más grande.

El juez señaló que las unidades de la Familia de Pichincha reciben un promedio de 20 causas al día, sin contar con las que han enviado los juzgados de lo Civil que por disposición de la Judicatura trasladaron este año a esas unidades todos los procesos que tenían que ver con familia y herencias, lo cual motivó que sean sorteadas nuevamente.

“En el caso de este juzgado recibimos 2.500 causas que al momento estamos despachando”, comentó Cusme.

Contenido externo patrocinado