Ecuador, 21 de Mayo de 2024
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

El United fue humillado en su casa por el City

El United fue humillado en su casa por el City
24 de octubre de 2011 - 00:00

Manchester, Inglaterra.-

El Manchester City  noqueó ayer al Manchester United en Old Trafford con un contundente 1-6, y dejó atrás al equipo de Alex Ferguson en la clasificación de la liga inglesa para consolidarse como líder en solitario. Los goles del italiano Balotelli, del argentino Sergio  Agüero, el bosnio Dzeko y el español David Silva sirvieron para que el conjunto que entrena Roberto Mancini se postule como principal favorito para hacerse este año con el título.

El equipo del “Kun” deshizo la semana pasada el empate a puntos en lo alto de la tabla que los dos clubes de Manchester arrastraban desde algunas jornadas, y dio ayer un nuevo golpe de autoridad en la Premier League para situarse cinco puntos por delante de los “Diablos Rojos”.

El United, con un Wayne Rooney falto de inspiración y que jugó con diez hombres durante la segunda parte por la expulsión del defensa Jonathan Evans, no supo hacer frente a un City en el que el español David Silva gobernó el centro del campo y marcó el ritmo del encuentro.

Ferguson  decidió dejar en el banquillo al mexicano Javier Hernández, una de las estrellas del equipo la pasada temporada y que este año ha vivido un inicio de campeonato irregular debido a una lesión, solo le dio paso en el segundo tiempo.

Por parte de los “citizens”, Roberto Mancini renunció al bosnio Edin Dzeko en el ataque para que fuera Balotelli, que ha marcado en los últimos cinco partidos que ha disputado, quien acompañara a Agüero en la delantera.

El entrenador italiano tampoco alineó de inicio al francés Samir Nasri, que ha fabricado siete asistencias desde que llegó a Manchester procedente del Arsenal este verano, y dio entrada en su lugar al inglés Milner, de perfil más defensivo.

A pesar de la prudencia en las alineaciones y la presión que ambos equipos ejercían en la zona de creación del rival, el encuentro resultó desde los primeros minutos un choque rápido en el que se imponía el estilo directo habitual en los dos primeros clubes de la liga inglesa.

La igualdad se mantuvo en el marcador hasta el minuto 22, cuando el español David Silva condujo el balón desde la zona de tres cuartos para servirle un pase en profundidad a Milner.

Tras penetrar en el área del guardameta De Gea, el centrocampista vio a Balotelli libre de marcas y se giró para darle una asistencia de gol. El italiano, desde la frontal, acertó en la red de los “Diablos Rojos” con un disparo raso, ajustado al palo derecho de la meta del ex portero del Atlético de Madrid.

El delantero, de 21 años, mostró tras el gol una camiseta en la que se podía leer: “¿Por qué siempre yo?”, en referencia al protagonismo que ha acaparado en los medios británicos tras incendiar su casa esta semana cuando tiraba petardos en su propio cuarto de baño.

El United tardó casi diez minutos en reaccionar tras el gol de los visitantes, que dispusieron de diversas ocasiones para aumentar su ventaja en el marcador.

Los aficionados del “Teatro de los Sueños” veían como a los de Ferguson les costaba llegar al área rival y que el hasta hoy máximo goleador en solitario de la Premier League, Wayne Rooney, no adquiría el protagonismo que de él se esperaba, el escenario se transformó en el “Teatro de la Pesadilla”.

Los problemas de los locales se acrecentaron nada más volver del vestuario, cuando el colegiado expulsó al defensa Jonny Evans por derribar a Balotelli a un metro de la línea del área de Hart, cuando el delantero iba a encarar al portero en solitario.

En el minuto 60, a misma triangulación que en el primer gol, entre Silva, Milner y Balotelli, sirvió para que los “citizens” anotaran el segundo y sentenciaran a un United que no supo reaccionar con diez hombres sobre el campo.

El español se revolvió en el área de De Gea, zafándose de los defensas locales, y dejó el balón para que Milner lanzara un centro paralelo a la línea de fondo y habilitara a Balotelli para empujar con comodidad la pelota al fondo de la red desde el segundo palo.

La puntilla la puso, en el minuto 69, el “Kun”, que superó en velocidad a la defensa local para rematar un centro que había servido, en esta ocasión, Balotelli.

Recortó distancias en el 81 Fletcher, con un disparo lejano que Hart no supo atajar y que dio algunas esperanzas a los aficionados que abarrotaban Old Trafford de que su equipo podría recomponer en diez minutos un partido en el que dispusieron de muy pocas oportunidades de gol.

Dzeko, que había salido al campo a veinte minutos para el final, se encargó de acabar con las posibilidades de los locales marcando el cuarto en el noventa. Con el tiempo cumplido y un United roto, Silva y Dzeko concluyeron la inédita goleada con el quinto y el sexto de la tarde.

Pese a que durante la semana la prensa inglesa había anunciado que el ecuatoriano Antonio Valencia iba a estar en el 11 inicial, el amazónico no tuvo ingreso a la cancha, ni siquiera en el segundo tiempo, los centros del “Toño” le hicieron falta al United, pues el portugués Nani no gravitó y hasta fue reemplazado por el “Chicharito”. La defensa fue el punto bajo del equipo de Ferguson, que prácticamente abandonó a su arquero.

Contenido externo patrocinado