Ecuador, 04 de Julio de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

La Supercopa marca el primer clásico del año

La Supercopa marca el primer clásico del año
14 de agosto de 2011 - 00:00

Tras la serie de “Clásicos” del fútbol español que enfrentó en cinco ocasiones la pasada campaña a Real Madrid y Barcelona, los dos grandes de la Liga se medirán de nuevo en su primer gran compromiso de la temporada, la Supercopa, cuyo partido ida se juega hoy (15:00) en la capital.

A la espera del inicio de la Liga española, previsto para el 20 de agosto, aunque podría verse perturbado si se mantiene el paro convocado por los jugadores, el Real Madrid, vigente campeón de la Copa del Rey, recibirá primero en el Santiago Bernabéu al Barça, actual campeón liguero.

El partido de hoy, que tendrá una réplica el miércoles en el Camp Nou, en el duelo de vuelta, permitirá saber cuál es el nivel con el que comienzan la competición los dos eternos rivales y además estará marcado por los variables estados de forma de las estrellas de ambos equipos.

Aún así, el enfrentamiento no estará desprovisto de la intensa rivalidad que reina entre ambos clubes ni de la voluntad de revancha del equipo “blanco”, eliminado por el Barça en las semifinales de la última Champions además de verse superado en la clasificación liguera.

La temporada pasada, el equipo que dirige  José Mourinho solo logró imponerse al Barcelona en la final de la Copa del Rey (1-0), aunque a buen seguro demostrará su insaciable hambre de títulos.

Por su parte, la plantilla que dirige Josep Guardiola es la vigente campeona de la Supercopa, que se llevó ante el Sevilla en 2010 después de perder 3-1 en la ida y tras ganar 4-0 en la vuelta. Pero esa condición jugará poco a su favor hoy en el Santiago Bernabéu, porque los madrileños buscarán ganar de nuevo al Barcelona en su feudo, después del empate ligero (1-1) registrado el año pasado, después de que el Barça les metiera 5-0 en el Camp Nou.

El Barcelona tratará de poner de manifiesto las carencias de su rival, que volvió a reforzarse con hasta cinco contrataciones, aunque lamentará las bajas por lesión de Carles Puyol y del Xavi Hernández, mientras que Gerard Piqué y Sergio Busquets son duda, doloridos tras el Italia-España del miércoles.

Más allá de los duelos sobre el césped, estará el de los banquillos, entre Mourinho y Guardiola. A este último se lo puede considerar el vencedor después de los cinco partidos ante el once del luso del año pasado, gracias a sus mejores decisiones estratégicas, mientras que a Mourinho acabó pesándole el carácter ultradefensivo que dio a su equipo.

Contenido externo patrocinado