El Barcelona y Oporto se disputan el trono europeo

26 de agosto de 2011 - 00:00

El estadio Louis II de Mónaco acoge hoy (13:45) por penúltimo año la final de la Supercopa. El cetro lo disputan  el  Barcelona, con la intención de recuperar el trono perdido el pasado año, y un  Oporto renovado, con un bloque igual de fuerte que el que le llevó a ganar la Europa League.

Este choque abre la temporada. El que lo gane se adjudica un  título que certifica la hegemonía en el “Viejo Continente”. Es un partido que puede encumbrar a un Barça que maravilló en la pasada Liga de Campeones y que ya ha ganado la Supercopa de España, o dar alas al nuevo equipo de Vítor Pereira en su búsqueda de seguir siendo protagonista también fuera de Portugal, donde es un  claro aspirante a todo.

Con estilos diferentes, basándose el Barcelona en el toque preciso, y el Oporto en el contraataque y fútbol directo, son dos cuadros con el punto de mira puesto siempre en la portería contraria y que se sienten más cómodos con el control del juego en su poder, por lo que esta será una lucha a tener en cuenta.

Cierto es que Pereira todavía no ha podido imprimir su sello a un plantel que alcanzó su mejor nivel de la mano de José Mourinho y de su amigo y pupilo Villas-Boas, pero cuenta prácticamente con el mismo bloque y con las renovadas ganas de títulos que supone siempre la llegada de un nuevo DT a un campeón.

Por otro lado, el Barça tiene bien claro cómo jugar y  ganar en Mónaco. Con Josep Guardiola en el banquillo los “blaugrana” se proclamaron supercampeones en 2009 al vencer al Shakhtar Donetsk con un gol salvador de Pedro, por entonces jugador revelación y ahora ya consagrado en el esquema de “Pep”.

Y es que el Barcelona cuenta con tres Supercopas de Europa y busca una cuarta que le acerque a los cinco títulos del Milán italiano; pero el Oporto también saboreó estos logros en 1987 y se quedó a las puertas del triunfo en 2003 y 2004, por lo que saldrá  a quitarse las “espinitas”.

La mala noticia  en el elenco “catalán”, tras conquistar la Supercopa de España ante el  Madrid y llegar a tope de confianza para este partido, es la lesión muscular de Gerard Piqué -tres semanas de baja-, que deja  huérfana la defensa “blaugrana”.

Así, el técnico “culé” podría volver a apostar por la atípica pareja de centrales que forman Mascherano y Abidal, ya titulares en el Bernabéu, o dar lugar al único back centro que le queda, el canterano Andreu Fontás, aunque no cuenta con la experiencia de los dos anteriores. Además de Piqué y Puyol serán baja Afellay y Maxwell y el sancionado Pinto, por lo que Guardiola llevó a Mónaco a los jugadores del filial Oier, Dos Santos, Cuenca y Bartra.

No obstante, como en todas las finales internacionales, viajan todos para hacer grupo.

Quien sí podrá jugar será Alexis Sánchez, ya con el alta médica. El chileno es junto a Cesc Fábregas la gran novedad y ambos podrían tener minutos ante los lusos, una vez comprobada ante el Madrid su rápida adaptación al juego “culé”.

Por su parte, el Oporto cuenta con armas de sobra para poder desarbolar el juego “blaugrana” y dar, eso sí, la sorpresa. No parten como favoritos, pero desde el portero Helton hasta el poderoso “Killer” Hulk, pasando por el genio de Moutinho y la experiencia de Otamendi atrás son garantía suficiente para volver a inscribir su nombre en el trofeo.

De todos los nombres es el de Hulk el que más debe asustar. El Oporto, que ha ganado las dos primeras jornadas de la liga portuguesa, cuenta prácticamente sus tantos por los anotados por el brasileño -tres de los cuatro goles-. Eso sí, la marcha de Falcao al Atlético de Madrid le quitó pólvora al equipo.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP