Ecuador, 05 de Julio de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

“Chicharito” estuvo inspirado

“Chicharito” estuvo inspirado
16 de marzo de 2011 - 00:00

El extremo ecuatoriano Antonio Valencia regresó ayer a la Liga de Campeones junto al Manchester United para ser parte de la clasificación de los “Diablos Rojos” a los cuartos de final del torneo, al imponerse en los octavos al Olympique de Marsella.

Los dirigidos por Alex Ferguson vencieron 2-1 a los franceses en la vuelta, jugada en Old Trafford, mientras que en la ida habían conseguido un empate 0-0. Los goles de los ingleses los marcó el mexicano Javier Hernández (5’ y 75’), mientras que Wesley Brown anotó en propia puerta para el descuento de la visita.

Valencia, quien fue una de las figuras de su equipo desde su ingreso (a los 60’ en reemplazo de Nani), volvió a la Champions luego de seis meses de baja a causa de la fractura sufrida en el tobillo izquierdo durante la primera cita de su equipo en esa competición, el pasado 14 de septiembre.

El volante ecuatoriano fue recibido entre aplausos al levantarse del banquillo de Old Trafford por orden de su entrenador, Alex Ferguson, para salir al mismo campo que aquella fatídica noche de septiembre abandonó en camilla y con una máscara de oxígeno para que le aliviara el dolor.

Entonces el Manchester jugaba ante los Rangers de Glasgow un duelo de la fase de grupos, que terminó en empate sin goles, y seis meses después el internacional de Ecuador saltó al mismo césped para enfrentarse al Olympique de Marsella en la vuelta de los octavos de final.

Previo a esto, Hernández había abierto el marcador para los “Red Devils” con un tempranero tanto, en el que aprovechó una asistencia de Wayne Rooney.

El mexicano anotó el 2-0 en la segunda mitad, tras una asistencia de Ryan Giggs, que recibió el balón en la derecha procedente de Valencia, que se sacó la marca de tres rivales previo al envío del pase al gales.

El tanto marsellés fue obra del defensa Wesley Brown, que anotó en contra, poco después del segundo tanto local.

Inter tuvo un pase milagroso

De manera algo inesperada, el Inter se impuso sobre el final 3-2 al Bayern Munich, ayer en el estadio Allianz Arena de la capital bávara por los octavos de final.

Los “nerazzurri” parecían encarrilar las cosas empatando la eliminatoria muy temprano. En el minuto 3, el camerunés Samuel Etoo recibió un preciso pase del macedonio Goran Pandev y batió por bajo al joven guardameta Thomas Kraft.

Pero la alegría de los dirigidos por el brasileño Leonardo duró poco. El Bayern comenzó a presionar y a los 21’ Mario Gómez puso el 1-1.

A los 31’ Thomas Müller recibió el balón dentro del área y batió a Julio César con un disparo suave.

El segundo tiempo comenzó con los bávaros más entonados. No obstante, en uno de los pocos ataques italianos, Eto’o pasó el balón a Wesley Sneijder al borde del área y el holandés batió a Kraft, a los 63’.

Ya en los minutos finales (88), cuando todo parecía favorecer al anfitrión, Eto’o peleó un balón en el área bávara, hizo un par de enganches y pasó el balón a Pandev, quien con un derechazo venció a Kraft.

Contenido externo patrocinado