Arroyo salvó a la “Tri” de una derrota ante México

29 de mayo de 2011 - 00:00

Ecuador y México empataron 1-1 en el partido amistoso jugado en Seattle (EE.UU.), ante más de 50.000 espectadores, que sirvió de preparación para ambos elencos; el primero pensando en la Copa América; el segundo con miras a la Copa Oro. 

El defensa Jorge Torres abrió la cuenta para los aztecas en el minuto 7, pero el ecuatoriano Michael Arroyo niveló el choque a los 37’.

La escuadra mexicana, que se pone a punto para refrendar su título Oro de la Concacaf, donde jugará en un grupo contra El Salvador, Cuba y Costa Rica, se mostró mejor bajo las órdenes del técnico José de la Torre.

La “Tri” utilizó este corto tour por Norteamérica como preparación para la  Copa América en Argentina. Los dirigidos por Reinaldo Rueda están en un difícil grupo con el defensor del título y ocho veces campeón Brasil, los dos veces ganadores Paraguay y la inspirada Venezuela. 

Con el central Rafael Márquez lesionado y el defensor Carlos Salcido imposibilitado de llegar a tiempo al partido, el “Chepo” De la Torre plantó  una dinámica formación de 4-2-3-1, con Aldo de Nigris en  punta y los veloces Andrés Guardado y Pablo Barrera por los laterales.

Esto complicó a la defensa ecuatoriana en los primeros 20 minutos, cuando México desbordó varias veces y obligó al arquero Máximo Banguera a emplearse a fondo.  A los 7’, en una jugada que nació desde un tiro de esquina, Torres adelantó a su selección.

Ecuador se fue asentando en la cancha y logró cortar el paso a los bólidos aztecas para ir recuperando dominio del balón, lanzando frecuentes ataques por el centro.

A los 37’, Ecuador llegó con tres toques, donde Arroyo se quitó con suma habilidad a dos defensas mexicanos, acomodó el balón y fusiló al “Memo” Ochoa con un rafagazo por el centro, para el empate 1-1.

Corridos unos 15 minutos de la segunda mitad, ambos técnicos hicieron cambios en sus titulares, más bien pensando en probar fichas con vistas a futuros compromisos que en quitarle el hielo al pizarrón.

México ganó dinamismo con el ingreso de Giovani Dos Santos, quien puso a volar a Banguera con un remate al borde del área, y poco después desperdició una habilitación de Guardado, que echó por encima. Al final ninguno de los dos cuadros pudieron desnivelar. El juego se centró más en el medio campo.

México viajará hacia Denver (Colorado), para medirse el 1 de junio a Nueva Zelanda, mientras que los tricolores tomarán rumbo al norte para enfrentar a Canadá en Toronto, y cerrarán su gira en Nueva York jugando contra Grecia.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: