La conferencia ‘clase media y movilidad social’ se realiza hoy a las 17:30 en flacso

“Por primera vez, la clase media supera a los pobres”

- 21 de mayo de 2014 - 00:00
Fidel Jaramillo economista ecuatoriano. Educación: Ph.D. en Economía (Universidad de Boston). Experiencia Laboral: Actual representante BID, Perú. Foto: Álvaro Pérez | El Telégrafo

La conferencia ‘clase media y movilidad social’ se realiza hoy a las 17:30 en flacso

Las políticas que favorecieron la expansión de la clase media en el Ecuador y sus efectos positivos en lo social y económico; los desafíos en términos de política pública para mantener esta tendencia; las características de este segmento de la población y otros temas relacionados a la movilidad social, serán abordados hoy por expertos y académicos en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) a las 17:30.

Entre los invitados están Andrés Solimano, presidente del Centro Internacional de Globalización y Desarrollo de la Universidad Mayor (Chile); Pablo Samaniego, profesor de la Flacso y especialista en temas de pobreza y distribución del ingreso; y Fidel Jaramillo, fundador de la consultora Multiplica y actual representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en Perú, quien adelantó algunas cifras y explicaciones respecto a esos temas.

¿Qué señala el estudio que hizo sobre la clase media?
Existe un consenso en que el crecimiento de la clase media tiene un impacto favorable sobre el desarrollo económico. En este estudio aplicamos todos los enfoques para definir a la clase media y lo que vimos es que, de acuerdo con el enfoque de nivel socioeconómico, la clase media subió de 19% en 2003 a 35% en 2013. En número de personas significa que pasó de 2,4 millones de ecuatorianos a 5,6 millones. Luego miramos el enfoque del Banco Mundial, que es un poco más conservador, y ahí se ve un gran aumento de la clase media de 15,6% en 2003 a 31,5% en 2013. Y, finalmente, usamos un enfoque más práctico, más inclusivo y que refleja una nueva clase media. Aquí lo que vemos es que en 2003 la clase media representaba aproximadamente el 30% y hoy estamos hablando de 50,6%.

¿En qué se diferencia la nueva clase media de la tradicional?
Esta clase antes era inexistente. Hay estudiosos que dicen que es una nueva clase media porque la tradicional tenía aspiraciones de convertirse en clase media alta y, eventualmente, consolidarse con sus patrones culturales, estéticos, políticos, pero ahora no. Hoy esa clase crea sus propios valores estéticos, culturales y de consumo. Se puede observar que el 16% de las personas que estaban en condiciones vulnerables pasaron a la clase media. Esa es una clase que no existía, al menos ese 16% representa un nuevo actor.

¿Se puede decir que Ecuador es un país de clase media?
Creo que está por convertirse en;  por primera vez, la clase media  —según todas estas definiciones— supera al número de pobres. Y tiene un nivel de consumo, un poder adquisitivo muchísimo mayor. Hay un progreso notable.

¿A qué se debe?
Algo que distingue al Ecuador (de otros países) es que la política social del Gobierno ha beneficiado a los más pobres. Eso se explica primero, por el crecimiento económico y, después, por un conjunto de políticas sociales y una apuesta por el capital humano, especialmente en educación y salud. Hice una comparación con Perú y vi que la clase media aumentó en 2 países con modelos económicos muy distintos. En ambos países hubo crecimiento económico y de la clase media. La diferencia está en que Ecuador ha sido pro pobre y Perú, pro clase media. En Ecuador ha crecido la clase media, han crecido los ingresos, pero han crecido más los ingresos de los más pobres. Ha habido una opción preferencial por el desarrollo de los más pobres. Mi hipótesis es que estas diferencias se deben a que en Ecuador la política pública está orientada a un fuerte aumento del gasto social, mientras que en Perú el mercado es el que dinamiza la movilidad social.

¿Qué aspectos se requieren para seguir ampliando la clase media?
Los retos de las políticas públicas están en 3 aspectos: primero, favorecer la acumulación de activos físicos, financieros y humanos (vivienda, educación, ahorro y pensiones, etc.). Dos, en el acceso a oportunidades económicas y a empleo de calidad y, por último, en mayor protección de riesgos, es decir, más acceso a la seguridad social para cubrir riesgos de salud, invalidez, discapacidad, etc.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: