Por cada dólar invertido en prevención se ahorró $ 9,5

23 de mayo de 2013 - 00:00

Quito, Ecuador.-  Gracias a la implementación del Plan de Gestión de Riesgos, Ecuador ha logrado no solo evitar desastres mayores, como inundaciones, sino que ha conseguido ahorrar 9,5 dólares por cada dólar invertido en prevención.

“Entre 2008 y 2012 las precipitaciones fueron el doble de lo registrado en los cuatro años anteriores y, sin embargo, las inundaciones fueron un tercio de las registradas en el mismo período. Eso es gracias a la implementación del Plan de Gestión de Riesgos”, indicó la ministra María del Pilar Cornejo, de la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos.

La funcionaria se encuentra esta semana en Ginebra participando en la cuarta Plataforma Mundial para la Reducción de Riesgos, organizada por Naciones Unidas.

Según la evaluación de la secretaria de Estado, desde que se puso en marcha el plan, en 2009, por cada dólar invertido en prevención se ha podido ahorrar 9,5 en gasto para paliar las consecuencias de un desastre natural, algo muy común en un país tan diverso como Ecuador. “Vivimos en un país multiamenaza, por lo que tenemos que estar preparados para hacerle frente a todas ellas”, agregó la Ministra.

En Ecuador existen varios volcanes activos; el país está situado en la Falla de Fuego Andino, todos los días se sienten sismos; padece riesgo de tsunamis, deslizamientos y oleajes erosivos.

La funcionaria afirmó que el mayor peligro al que se enfrentan son los fenómenos hidrográficos extremos, ya sean sequías o inundaciones, “que se han exacerbado con el cambio climático”.

“Pero desde que se implementa el plan, hemos visto un gran cambio, porque ahora hay más conciencia entre la población de los riesgos que enfrenta y cómo pueden evitarlos o mitigarlos”.

Y como ejemplo, Cornejo citó el caso de que tras el último tsunami en Japón, en marzo de 2011, las autoridades ecuatorianas evacuaron como precaución a 240.000 ciudadanos que residen en zonas costeras “sin ningún problema”.

“Otro ejemplo es el del volcán Tungurahua. Cuando se enciende la alarma naranja es una evacuación preventiva y cuando es roja es obligatoria. En las dos últimas alertas que hemos tenido en la zona la gente ha huido por su propia voluntad, sin necesidad de intervención de las Fuerzas Armadas, porque ha tomado conciencia del peligro”.

Cornejo recordó que Ecuador es el único país que tiene la gestión de riesgos incluida en la Constitución.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: