Issa vuelve a la esfera pública como postulante

06 de diciembre de 2012 - 00:00

Luego de salir del Ministerio del Litoral, Nicolas Issa Wagner se dedicó a los estudios. Él fue durante un tiempo el ministro más joven del gabinete de Rafael Correa. Ahora vuelve a la palestra política. Quiere ser asambleísta por el distrito 3 de Guayas. Su movimiento, PAIS, lo postula en el tercer casillero.

Proviene de un grupo de profesionales educados en la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil que se sintió identificado con Rafael Correa.

De allí también proviene la actual gobernadora del Guayas, Viviana Bonilla, y el intendente de la provincia, Xavier Burbano. Cuando se le pregunta acerca de su intención en el Legislativo, afirma que es apuntalar el actual proceso político, el cual, dice, apoya desde 2006.

En base a esa trayectoria, afirma, se lo postuló como candidato en la provincia más poblada del país. Aclara que en la formación de las listas, los dirigentes de PAIS se empeñaron en conseguir figuras que no traicionen al movimiento. Es una experiencia que para Issa Wagner ocurrió en la actual legislatura, lo que ha marcado al movimiento PAIS.

Como Correa, coincide en que obtener una mayoría contundente en la Asamblea es vital para la “Revolución Ciudadana”, especialmente por cualquier intento desestabilizador. Asegura que en el actual período la falta de una mayoría oficialista ha ocasionado que las transformaciones marchen un poco lento.

Cita el caso de las leyes de agua y comunicación, que aún no se han aprobado y que reposan en el Legislativo desde hace años. El presidente Rafael Correa recibió el martes pasado, en Argentina, un premio por su lucha a favor de la libertad de expresión. Allí expuso un discurso crítico contra la “dictadura mediática”.

Issa suscribe ese pensamiento, pero para él se ha hecho mucho en ese sentido. No se trata de coartar las opiniones del resto, sino de defender la honra de personas que se sientan afectadas, indica.

El candidato añade que no está en contra de la crítica y asegura que si un funcionario es señalado con justa razón, no habrá problema alguno con el periodista o el medio.

Sobre la fiscalización, considera que ser afín al Gobierno no impide cumplir con esa responsabilidad. Los ministros rinden cuentas, dice, incluso la anterior superintendenta de Bancos, Gloria Sabando, fue censurada en un juicio político.

Además, destaca que del propio Gobierno han surgido denuncias de corrupción contra sus funcionarios, como el caso del ex ministro de Deportes, Raúl Carrión. Ante esto, invita a la oposición a discutir los grandes temas de interés nacional, como la crisis económica en el primer mundo.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: