Comunidades colapsan por inundaciones y aludes

- 12 de abril de 2014 - 00:00
Más de la mitad del ancho de una carretera en el noroccidente de Carchi cedió a consecuencia del temporal en la zona. Foto: Carlos Jiménez .

El invierno no da tregua en Esmeraldas, Carchi, El Oro y Zamora Chinchipe.

Los torrenciales aguaceros provocaron el desbordamiento de ríos y aludes que bloquearon el paso de vehículos y ciudadanos.

La situación más compleja se vive en Muisne y Quinindé, donde las inundaciones arrasaron con viviendas y zonas de cultivos.

En el último de estos cantones, el Comité de Operaciones Emergentes (COE) mantiene la alerta rural.

En el otro, tras el desbordamiento de los ríos Naranjal y Viche, hasta ayer seguían los problemas, pues tres puentes quedaron prácticamente sumergidos desde el jueves. Familias de las comunidades Zapote, Palma Real, 7 de Noviembre y Chachi tuvieron que ser evacuadas por personal de la Policía y el Ejército.

En el sector de Puerto Nuevo, la crecida provocó que el agua llegara a las viviendas. El número de familias afectadas supera las 400.

El puente de la parroquia Cube tiene socavadas sus bases y funcionarios de la Secretaría de Gestión de Riesgos y de otras entidades analizaban la posibilidad de reforzarlas una vez que bajara el caudal.

Hasta el cierre de esta edición no se reportaban víctimas mortales o heridos.

Derrumbes en varias zonas

En el sector El Carmen, de la vía “Y” Chical-San Juan de Lanchas, provincia de Carchi, la caída de un talud afectó la mesa de la carretera en el kilómetro 22.

Mientras, en el sitio conocido como Socavón y en el kilómetro 25 continuaba obstruido el paso que une a Carchi con Imbabura.

Debido al deslizamiento, seis comunidades de esas zonas quedaron incomunicadas.

Al lugar acudió un equipo técnico de la Dirección Provincial del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), con maquinaria. Como medida de seguridad se anunció el cierre de la ruta durante 30 días, tiempo en el que estiman terminarán con la limpieza y rehabilitación de la calzada.

Como alternativa está abierto el paso en la ruta Tulcán-Tufiño-Maldonado-Chical.

Laura Mafla, gobernadora del Carchi, indicó que se aspira en el menor tiempo posible habilitar el tráfico por esta ruta.

“Es una carretera de mucha importancia para los productores locales que sacan sus víveres a los mercados nacionales”, acotó.

“Debido al derrumbe tenemos la incomodidad de viajar más de la cuenta. Vengo desde Ibarra y debo llegar hasta Tulcán y de ahí tomar hacia el noroccidente, pero antes del derrumbe lo hacía en menor tiempo desde Ibarra a Chical”, señaló Juan Guanchala, comerciante, quien considera que por la afectación se torna molestoso el trayecto y debe pagar más.

Tomar la ruta Ibarra-Tulcán y de ahí la vía Tulcán-Tufiño-Maldonado-Chical demora más de 6 o 7 horas de viaje y se gastaría de 12 a 13 dólares, mientras que por la Ibarra-El Carmen-Chical se gasta de 4 a 5 dólares y toma 4 horas de viaje.

Situación similar viven al menos 3 mil familias del cantón Chilla, provincia de El Oro, quienes tardan de 20 a 30 minutos para realizar el transbordo de un bus a otro, ya que la carretera que une ese cantón con Pasaje está obstruida.

Por los constantes deslaves, la mitad de la vía ha desaparecido en el sector, lo cual dificulta el paso de los buses.

Este problema, según los comuneros, no es nuevo. Ellos sostienen que tenían este inconveniente hace un mes, desde que se iniciaron los trabajos para dinamitar las inmensas rocas a un costado de la vía.

Quienes a diario transitan por allí expresan su malestar, ya que el transbordo los obliga a llevar en hombros los productos de cosecha. Esos alimentos son llevados hasta los mercados de Pasaje y Machala.

Lo mismo pasa con el ganado, pues los animales son sacados de los camiones para trasladarlos al otro lado. El desplazamiento se tarda hasta 45 minutos.

La vía que une a Pasaje con Chilla tiene aproximadamente 60 km y un tramo de 25 km está siendo reparado por el gobierno provincial a fin de ampliarla a dos carriles. Al momento cuenta con uno.

El deslizamiento de rocas se da justamente en el sitio donde hace 18 meses ocurrió el accidente de un bus, en el que murieron 20 personas y varias resultaron heridas.

NO SE DESCARTA UN ADELANTO DE EL NIÑO

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) anunció una posible presencia adelantada del fenómeno de El Niño.

El hecho se daría entre los meses de septiembre u octubre.

El prefecto del Guayas, Jimmy Jairala, convocó a todas las autoridades de la provincia que tienen relación con el análisis de fenómenos climáticos, a una reunión en los próximos días para tratar el tema.

“Considero que es un asunto que debemos tomar con mucha seriedad”, dijo el funcionario.

“Tenemos que empezar a trabajar en esta materia y, si es necesario, promover conferencias y talleres, de modo que todos en la provincia sepamos qué nos espera y evitar especulaciones”, acotó.

Jairala anunció también un nuevo crédito para la adquisición de equipo caminero. Se trata de 5 millones de dólares otorgados por el Gobierno de China.

Este es el valor adicional al crédito por 10 millones de dólares que otorgó el Banco del Estado, con un subsidio del 70% y que fue destinado para adquirir maquinaria.

En pocos días, dijo, elevarán en el Portal de Compras Públicas el proceso de contratación.

“Con ello pasaremos a contar con lo que siempre debimos tener: un complemento al equipo caminero que compramos. Hemos planteado una agresiva campaña de reconstrucción de vías vecinales”.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: