Los medios públicos son ya una “vocería” ciudadana

26 de febrero de 2012 00:00

La autonomía editorial, el funcionamiento, el marco jurídico y el financiamiento de los medios públicos fueron los temas debatidos, el viernes en la tarde, en un foro sobre la Ley de Comunicación celebrado con ese objetivo.

Al evento asistieron los directores de los medios públicos nacionales. Orlando Pérez, director de los diarios El Telégrafo y PP El Verdadero; Giovanna Tassi, de Radio Pública; y Enrique Arosemena, de Ecuador TV. A ellos se sumaron Javier Flores, experto en temas de comunicación y Mauro Andino, asambleísta ponente de la ley. Quince minutos fue el tiempo que cada uno  expuso sus argumentos y sugerencias al cuerpo legal.

Arosemena arrancó con el debate. Él habló, probablemente, de uno de los temas más polémicos: el financiamiento de los medios públicos. La norma obliga a una partida presupuestaria y permite el autofinanciamiento con donaciones, ventas de productos y pautaje publicitario, pero al Estado solamente, porque el privado queda vetado.

Para el director de Ecuador TV esto produce un trato discriminatorio frente a los medios privados. Este tratamiento especial, según él, pone en desventaja a los públicos.

Una tesis que fue apoyada por Pérez y Flores. De hecho, este último aseguró que medios privados y públicos no son rivales, no compiten. “Me cuesta creer que un empresario se interese por temas de la comunidad shuar porque ese no es su mercado. Allí solamente se pueden interesar los medios públicos”, recalcó.

Justamente esta diferencia fue la que abordó Pérez en su intervención. Él explicó que desde hace cinco años se debate, con mayor fuerza, la comunicación en el país.

En ese período, agregó, unos actores políticos se han rezagado y otros han surgido. En este último grupo se ubica la prensa, como una expresión más ciudadana.

Es en esta coyuntura que surgieron los medios públicos, los cuales han probado “que hay muchas y mejores formas de hacer periodismo”, señaló Pérez. Y para él, el reconocimiento a esto es que estas nuevas entidades tengan un espacio en la Ley de Comunicación.

Tassi dijo que es este el pecado original de los medios públicos, al haber sido creados bajo el Gobierno de Rafael Correa.

Pérez indicó que se acusa a los medios públicos de dependientes del Gobierno, pero cuestionó si una estación puede ser autónoma cuando sí tiene una relación con un banco.

Y como logro en la transparencia destacó la exigencia de que los diarios publiquen su tiraje “para evitar desfalcos al Estado, a los empresarios  y a los publicistas”.

Tassi aprovechó la ocasión para hacer un breve recorrido por la historia de los medios públicos. Recordó que después de la II Guerra Mundial, en Europa, los estados se ven en la necesidad de crear estos organismos porque había que reconstruir la institucionalidad.

Agregó que en América Latina son las ONG que organizan radios comunitarias como un proceso de autoidentificación de los pueblos y comunidades.

Fue en la década del 80, citó Tassi, que la Unesco (organismo de las Naciones Unidades dedicado a la educación) habla del derecho de la comunicación para que los estados  impulsen el surgimiento de los medios públicos.

En ese sentido, Flores incorporó otro dato. Desde que Ecuador retornó a la democracia, en 1979, hasta 2006, 1.100 personas construyeron la opinión pública del país. “Ellos hablaban por doce millones de personas. Es una grosería y seguramente eran blancos, hombres mayores, católicos y heterosexuales”, añadió.

Por eso Tassi afirmó que los medios públicos hablan del ciudadano, lo identifican fuera de la esfera de lo citadino. “Se reconoce la participación, los medios públicos son el espacio natural para ello”, acotó la radiodifusora.

Ella también se refirió a la estructura del Consejo de Regulación, al que calificó de   gremialista, por lo que hace falta más representación ciudadana.

Andino respondió que hay un delegado de los gobiernos autónomos. “Al haber representantes de las juntas parroquiales, de alcaldes, de autoridades electas, se logra la participación”, señaló.  El legislador argumentó que la entidad reguladora bajó de 7 integrantes a 5.

Sobre el funcionamiento de los medios públicos, Pérez se preguntó si la existencia de tres consejos (editorial, ejecutivo y ciudadano) no implica la creación de más burocracia. Y como eso ayudaría en la construcción de una  comunicación del buen vivir.

Todos los panelistas coincidieron en la necesidad de una ley. Flores aseveró que existía un marco inequitativo, que la regulación actual es una vergüenza y que el proyecto representa un avance.

Andino afirmó que se harán cambios hasta el último momento. Dijo que se exigirá a ciertos cargos el título de periodista luego de la queja presentada por varios colegios de profesionales al respecto.

Te recomendamos

Las más leídas