Ecuador, 05 de Diciembre de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

La agencia nacional de tránsito cuenta con 600 personas para la vigilancia en terminales terrestres y el chequeo de carros

Informales empiezan a apoderarse de los espacios públicos en capitales provinciales

En el sector ‘Bahía’ -centro de Guayaquil- aún son pocos los comerciantes informales que se animan a vender. Foto: José Morán / El Telégrafo
En el sector ‘Bahía’ -centro de Guayaquil- aún son pocos los comerciantes informales que se animan a vender. Foto: José Morán / El Telégrafo
18 de diciembre de 2015 - 00:00

A casi una semana de la Navidad, el comercio se intensifica en las veredas, calles y avenidas de algunas ciudades.

Son cientos de vendedores informales que aprovechan la época para ofertar sus productos y conseguir mejorar sus ingresos económicos.

En Machala esta situación se da en al menos 15 cuadras del centro de la ciudad, lo cual caotiza el paso de vehículos y peatones.

En Guayaquil, en cambio, se observa escasa presencia de vendedores autónomos en la vía pública.

Para comerciantes como Javier Carrillo, quien tiene un puesto de venta de ropa, las personas que se dedican a la actividad informal representan una competencia desleal.

Al no pagar impuestos por el uso de espacios otorgados por el Cabildo, explica, “pueden vender más barato y eso no es justo”.

Sin embargo, un equipo de este diario comprobó que todavía no hay una nutrida presencia de vendedores autónomos como en anteriores años.

‘Manuel’, quien solicitó la reserva de su identidad, se dedica a la venta de carteras. Él indicó que los mejores lugares para su actividad son la Bahía, Av. 9 de Octubre -desde Lorenzo de Garaycoa hasta el malecón Simón Bolívar- y los alrededores de los mercados Central y de las Cuatro Manzanas.

En estos lugares también hay elementos de la Policía Metropolitana, “quienes nos decomisan la mercadería y la situación está muy difícil como para perder dinero”.

Mientras que en la Av. Casuarina, en el noroeste de la urbe, también se incrementaron los controles por parte de los uniformados debido a una queja de los comerciantes del mercado municipal de la zona.

Al respecto, la vicealcaldesa Doménica Tabacchi puntualizó que los comerciantes informales deben apegarse a lo que dictan las ordenanzas municipales “porque los controles continuarán”.

Sitiado el centro machaleño

Alrededor de 1.700 vendedores informales ocupan 15 cuadras del casco central de Machala, expendiendo productos que van desde prendas de vestir hasta legumbres.

En esta época, el comercio se incrementa en las vías Olmedo, Sucre y Pasaje, ubicadas a pocos metros del palacio municipal.

En las calles Pasaje y Juan Montalvo se puede observar legumbres, embutidos, carnes; mientras que en  Olmedo, Guayas y Nueve de Mayo lo que más se encuentra son las prendas de vestir.

En estas últimas –como en años anteriores- los informales ocupan la totalidad del espacio, con lo que han cerrado completamente la circulación de los vehículos.

“Desde la próxima semana que ya se viene Navidad, las calles van a estar disputadas por los vendedores”, dijo el comerciante Francisco Alvarado, quien tiene un local de zapatos en la Olmedo.

En la capital tungurahuense se dan problemas similares. Lo grave es que se han dado enfrentamientos entre los mercaderes y los policías municipales.

El más reciente ocurrió anteayer en Sucre y Montalvo. Un grupo de policías municipales llegó en una camioneta y retiró la ropa para mascotas que vendía la informal D. Amaluiza.

La mujer, cuando observó que se llevaban su mercancía mientras ella compraba medicinas en una farmacia, se subió ‘al vuelo’ en el carro y se enfrentó a los 4 uniformados.

El escándalo atrajo a más comerciantes que decidieron ayudarla. Extendían sus manos para atrapar las prendas y así consiguieron, según ellos, “salvar la inversión de su compañera”.

Finalmente Amaluiza también se bajó de un salto del automotor, pero segundos después se desmayó y una ambulancia del ECU-911 llegó para auxiliarla.

“Estos incidentes son continuos y bochornosos. Los vendedores deberían ocupar los puestos dentro de las plazas y mercados y los policías municipales deberían tener más tino”, opinó Sonia Rosero, vecina de la calle Mera.

Según datos municipales, en las áreas céntricas de esta urbe hay más de 1.200 informales ofertando todo tipo de productos como ropa, frutas, medias, pinzas de ropa, ambientales, ollas, verduras, comida preparada, entre otros.

Las zonas más conflictivas, según el Cabildo, son los alrededores de la plaza Urbina, de los mercados Modelo y Central y del Centro Comercial Artesanal. También los parques Cevallos, 12 de Noviembre e incluso el Montalvo, en cuyo entorno se levantan los edificios del Municipio, Gobierno Provincial, Gobernación, La Catedral, etc.

Al respecto el alcalde, Luis Amoroso, aseguró que los controles continuarán, pues hay suficientes puestos libres en la red de plazas y mercados de la ciudad para uso de estas personas. (I)

Las autoridades intensifican los controles en vías

En urbes como Cuenca, los informales se unieron esta temporada para vender sus productos en espacios autorizados y evitar el desorden. Ellos están divididos en varios sectores del Centro Histórico. Entre ellos están la plaza María Auxiliadora, un tramo de la calle Sucre y la plazoleta del mercado 9 de Octubre.

La guardia ciudadana realiza controles con el fin de evitar que salgan a otras zonas.

En Latacunga, las calles Antonia Vela, Amazonas, 2 de Mayo (sector El Salto) y la avenida 5 de Junio son los espacios preferidos por los comerciantes.

Hugo Ávila, comisario municipal de Latacunga, informó que a inicios de 2015 se censó a los informales. El resultado es que son aproximadamente mil personas y que más del 50% son de otras provincias.

En Manta, zonas como Tarqui están saturadas por la presencia de ellos. El alcalde, Jorge Zambrano, sostuvo que es difícil combatir esta situación. “Los policías municipales y las comisarías tienen la obligación de evitar que eso se dé”.
Otras zonas tomadas son: la terminal terrestre, centro de Manta y Mercado Central. (I)

6.934 policías darán seguridad en la Zona 8

Con el fin de contrarrestar el accionar de la delincuencia durante los próximos feriados, la Policía tendrá a casi 7 mil uniformados en las calles de los tres cantones que componen la Zona 8.

El anuncio lo hizo ayer el gobernador del Guayas, José Luis Quiñónez; junto a la comandante de Policía de la Zona 8, Crnel. Tanya Varela; el intendente de Policía, Rafael Guerra; el subcomandante de Policía, Crnel. Rodrigo Ocaña; el jefe de la Policía Judicial, Crnel. Jorge Flores; y el Jefe de Antinarcóticos de la Zona 8, Crnel. Marcos Zapata.

La titular de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), Lorena Bravo, dispuso a los entes de control que planifiquen los operativos en sus jurisdicciones, del 23 al 27 de diciembre y del 30 de diciembre de 2015 al 3 de enero.

En los operativos al interior de las terminales terrestres participarán obligatoriamente 600 funcionarios y servidores de la entidad a nivel nacional.

Ellos verificarán el estado de los vehículos, llantas, frenos, limpiavidrios, luces, carrocerías y otros. (I)

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media