Ecuador, 27 de Septiembre de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

“Es bueno medirse en encuentros”

“Es bueno medirse en encuentros”
16 de marzo de 2011 - 00:00

El nombre de la directora de compañía y coreógrafa guayaquileña Gloria Febres Cordero no es extraño en el panorama de la danza flamenca en Ecuador desde 2002 cuando junto a su hermana Aglae fundaron la Academia de danza Eptea y Eptea Compañía teatro danza. Recientemente y por el conocimiento que tenía la Compañía anfitriona La Giralda de su trabajo y el de su elenco asistió a la II Bienal Internacional de Flamenco Maracaibo 2011.

¿Por qué se dio la invitación a la bienal en Venezuela?

Me enteré de   la segunda edición, me comuniqué con ellos y me dieron referencias de que habían conocido de alguna manera la obra Carmen que hicimos con la compañía y que mezclábamos lo contemporáneo con lo flamenco, lo que les interesó mucho. Quisimos ir con Carmen, pero por la duración de la obra y el número de actores, ya que son diecisiete,  no era posible ni que nos reciban ni viajar ya que era complicado solicitar apoyo. Acudí con un fragmento de la obra La Casa de Bernarda Alba que les interesó mucho y quedaron contentos con la intervención.

¿Hubo otra presentación allá?

Sí, en los domingos familiares que hacen en el Teatro Lía Bermúdez -el 27 de febrero- bailé una guajira que me montó el mexicano Leonardo Romero. En la Bienal compartí con 2 grupos de Rusia, de Moscú y San Petersburgo, y otros de Argentina, Chile y México, además de los anfitriones y el invitado especial un bailaor español. Los directores de grupos dimos un taller o clase magistral con diferentes especialidades y yo, por mi experiencia clásica, di una clase a quienes bailan flamenco, pero de ballet.

Hace poco su compañía estrenó la obra Posorja, espuma de mar en Playas, ¿estuvo presente?
En Venezuela estuve del 25 de febrero al 3 de marzo y bailé el 27 y el 2 en un encuentro para el intercambio cultural y ver cómo se enriquece el lenguaje del flamenco, declarado patrimonio de la humanidad, a partir de las experiencias de cada país y el bagaje cultural de cada uno. Fue una maratón, y aunque Posorja fue un proyecto de hace años recién se dio la oportunidad de ponerlo en escena en un segundo contacto con el Consejo Provincial del Guayas. Es la primera vez que no bailo en algo que dirijo, pero no quería que se me fuera de las manos y para la compañía fue una linda experiencia hacer algo nacional (la obra se basa en la leyenda homónima escrita por Gabriel Pino Roca) aunque participamos del Museo Cobra Vida en 2006 y con la literatura de Rosa Amelia Alvarado, que es nacional.

¿Qué reacciones hubo?

Fue una creación colectiva y aunque generalmente manejamos montajes de un presupuesto más elevado, tratamos de hacerlo porque esperamos, con apoyo de la Prefectura del Guayas, llevarlo a otros cantones. La leyenda tiene mucho romanticismo y mística  y se eligió entre otras muy lindas como la de Chongón o Guayaquil. Aunque no hubo público masivo, a varias personas les gustó.

El último cierre de ciclo de la Academia de Danza Eptea fue con su coreografía de Hansel y Gretel, ¿ayuda mucho en ella?

Trabajamos casi simultáneamente. Aglae quien dirige la academia ayuda en la producción de la compañía y pasa más en el anexo de Vía Daule, mientras que yo atiendo la sede principal. Las funciones son en conjunto y esperamos dar una temporada de Hansel y Gretel, al igual que con El ave Fénix y el manzano.

¿Siguen formando bailarines varones en ambas sedes?

Sí, por eso podemos trabajar producciones que requieren varones; quienes van a cuarto año de ballet. Son veintiocho que están más maduritos y se mantienen en clases en la sede principal.

¿Cuándo empieza con la danza flamenca y lo español?

En 1997 estudié danza española con Sonia Levy y empecé a investigar el flamenco por mi cuenta con videos y viajes, lo que me jaló porque es un lenguaje que me llena y me permite desarrollarme.

¿En qué le ha fortalecido bailar en proyectos como Fragmentos de Junio y Nuevos Coreógrafos?

Siempre es bueno porque uno puede medirse, aunque no es exactamente la idea competir con el trabajo del otro, para desarrollarse superándose a uno mismo y desarrollar nuevos lenguajes.

¿Por qué la compañía cae en la danza teatro y lo conceptual?

Cuando estudias danza propiamente llegas hasta cierto punto, pero sientes que falta algo como el elemento teatral que permita expresarte. Tengo las manos hinchadas porque acabo de recibir mi primera clase de percusión que me servirá para un proyecto personal que pondré en escena en 2012.

¿Se volverá a montar La Casa de Bernarda Alba Ballet Flamenco?

Estamos planificando una temporada para colegios particulares que se daría en mayo y otra en junio, de Posorja, espuma de mar. A colegios fiscales y otros cantones llegaríamos de otra manera.

¿Mantienen relaciones con las direcciones del municipio?

Nos estamos contactando con la de Acción Social y Educación, para quienes hicimos temporadas para la escuela de sordomudos, y esperamos colaborar con ellos. También trabajamos con las escuelas de nuestros becarios.

Paralelamente ha trabajado en Quito. ¿Sigue haciéndolo?

Como artista colaboro con el grupo Puro Flamenco desde hace 3 años y  nos juntamos para eventos de flamenco. Así me nutro ya que no puedo siempre salir de viaje.

¿Podría darse la visita de uno de los grupos que vio en Venezuela?

Hay uno de Chile con un trabajo parecido al nuestro al que recomendé contactar. Son músicos muy buenos que fusionan ritmos folclóricos con flamenco, pero de un nivel estilizado y su coreógrafo es un  bailaor que labora con más nexos a España.

¿Cuál fue la reacción en la Bienal ante una bailaora de Guayaquil?

Les sorprendió porque del país no ha salido mucha gente que practique el arte y los comentarios fueron de que ejecuté una danza sincera con años de preparación.

¿Tienen colaboradores fijos en las áreas técnica y musical?

Por ahora el percusionista Jorge Vega y los guitarristas Christian Robinson y Roberto Falquez. Con la academia solo desde hace año y medio se presentaron con música en vivo junto.  En iluminación, música y vestuario estoy yo con la ayuda del vestuarista Carlos García, y Aglae Carló en escenografía.

¿Cómo compartirá los conocimientos adquiridos?

La preocupación es formar a los chicos y guiarlos por donde puedan ir hasta que ellos escojan. Dicto desde ayer un taller a nivel intermedio por 3 semanas, por caracoles, un palo flamenco parecido a las alegrías, los martes y jueves, de 19:30 a 21:00.

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media