Ecuador, 02 de Marzo de 2024
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Empleadas domésticas vejadas por sus patronos

Empleadas domésticas vejadas por sus patronos
28 de marzo de 2011 - 00:00

Teresa Rosero sirvió de manera leal durante casi quince años a la familia Rendón y cuando les solicitó un aumento de sueldo y afiliación a la seguridad social fue despedida sin ningún miramiento.

La mujer, de 58 años de edad, considera que sus patronos fueron muy “ingratos” con ella. “No tuvieron ninguna consideración. En esa casa limpiaba, cocinaba, lavaba, planchaba, fui niñera y hasta cuidaba a los perros. Cuando ellos se iban a la playa me quedaba encerrada quince días trabajando sin descanso , nunca me reconocieron las horas extras... Mire de qué forma me pagaron”, relata Teresa  con un  tono de voz afligido.

Dolida por el maltrato que recibió, Rosero presentó una demanda ante el entonces  Ministerio de Trabajo para reclamar sus derechos laborales, el caso  recayó en el juzgado segundo de asuntos laborales, pero su sentencia no ha sido ejecutoriada.

Ya han pasado cuatro años desde aquel hecho, pero desde entonces  doña Teresa no ha podido trabajar.   “Lo que  sucedió me afectó emocionalmente y enfermé  porque jamás  lo esperaba, fui leal con esa familia y solo pedía un pequeño aumento que me lo merecía por todo el trabajo que realizaba”, menciona.

En ese tiempo, el año 2006, Rosero percibía un sueldo líquido de 120 dólares por sus servicios como empleada doméstica y no recibía ningún beneficio adicional como pago de horas extras o vacaciones. 

Ahora la mujer sufre de intensos dolores reumáticos y afirma que estos son  más severos en las extremidades superiores, que están afectadas a causa  de la poliomielitis que  padeció   en su infancia.

“Yo les serví con mucho cariño y me esforzaba, porque con ese dinero  mantenía a mis cinco hijos”, comenta la mujer, quien considera que la consulta popular es una oportunidad para terminar con el abuso que sufren las trabajadores remuneradas del hogar.

En el referendo que se realizara el próximo 7 de mayo se preguntará al pueblo: ¿Está usted de acuerdo que la no afiliación al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social de trabajadores en relación de dependencia sea considerada delito?

“Estoy de acuerdo con esta pregunta  porque existen trabajadores que han dedicado más de treinta años en este oficio y no están aseguradas. Nos hemos sacrificado cuidando familias ajenas, incluso dejando a un lado a las nuestras, solo los que  vivimos eso sabemos lo doloroso que es, pero tenemos que sobrevivir y hacemos el sacrificio”, enfatiza Rosero.

Adeudan pago de quincena

Gloria Gómez, de 41 años de edad, también fue víctima del  abuso laboral de sus patronos. No conformes con despedirla sin darle ninguna explicación hasta el momento no le cancelan el pago de la última  quincena que laboró.

Gómez, que desde los quince años de edad ha trabajado como empleada doméstica, solicitó a sus patrones que le reconocieran su derecho a la  afiliación a la seguridad social, pero también recibió como respuesta una puerta abierta de salida a la calle.

“Aunque soy una mujer humilde  me gusta estar informada y estoy al tanto de los nuevos derechos que tenemos como amas de casas remuneradas, así que como ya ganaba el salario básico exigí que me dieran la seguridad social, pero se negaron y me despidieron”, narra Gómez.

El pasado mes de octubre  Gómez presentó una demanda ante el Ministerio de Relaciones Laborales para exigir el pago de sus haberes adeudados, pero  el proceso se ha quedado estancado, al igual que  el caso de su compañera Rosero.

Maximina Salazar, quien preside la Asociación de Trabajadoras Remuneradas del Hogar,  señala que son diversos los casos de abusos laborales que se presentan en este gremio. Por ello, califica como necesaria la aprobación de la pregunta de la consulta popular que defiende el derecho a la afiliación  debido al incumplimiento de muchos patronos.

“Lo que nosotras queremos es que se reconozcan nuestros derechos laborales y por eso apoyamos la consulta”, enfatizó.

La organización, que aglutina a casi un centenar de empleadas domésticas, que luchan por la reivindicación de sus derechos laborales,   promueve entre sus colegas la votación a favor de la consulta impulsada por el presidente de la República, Rafael Correa.

“Siempre hemos estado a expensas de lo que el empleador nos pague, ya hemos vivido muchos años de explotación y ahora queremos que se cumplan nuestros derechos”, dijo Maximina Salazar al reiterar su respaldo a la pregunta cinco de la consulta popular. (MAP)

Contenido externo patrocinado