El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Dom.24/Oct/2021

Actualidad

Tendencias

Ecuador envía 14 toneladas de asistencia a El Salvador

27 de octubre de 2011 00:00

El Gobierno  mandó ayer 14 toneladas de ayuda humanitaria para los damnificados por las intensas lluvias registradas en El Salvador, y hoy hará otro envío igual a Honduras, informó la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgo.

María del Pilar Cornejo, titular de esta cartera de Estado, explicó que el cargamento de ayuda enviada al primero de estos dos países consiste en un millar de equipos de higiene, 500 cobijas y 500 raciones alimentarias para asistir a una familia de cinco personas durante 15 días.

Además, indicó que varios especialistas ecuatorianos se reunirán con las autoridades salvadoreñas para evaluar la situación y, en caso de ser necesario, programar ayuda adicional.

El cargamento de ayuda humanitaria ofrecida a El Salvador fue transportado en un avión de la Fuerza Aérea Ecuatoriana.
Asimismo, Cornejo indicó que mañana saldrá otro vuelo con 14 toneladas de ayuda humanitaria hacia Honduras, otro de los países azotados por los temporales en Centroamérica.

Una fuente de la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos señaló  que se tiene previsto que en los próximos días se envíe un nuevo embarque con ayuda humanitaria hacia El Salvador, el país más afectado por el mal tiempo.

Los temporales han causado más de un centenar de muertos, miles de damnificados y graves daños materiales en toda Centroamérica.

La Oficina de Ayuda Humanitaria de la ONU (OCHA) cifró  en 1,2 millones el número de personas damnificadas, de una manera u otra, por las lluvias.

Elizabeth Byrs, portavoz de la OCHA, destacó que la región sigue en estado de alerta máxima y que su oficina está pendiente también de la evolución del huracán “Rina”, que se dirige hacia Belice y que, en función de la trayectoria, podría dirigirse hacia Cuba.

“El Salvador afronta ahora uno de los mayores desastres de su historia, debido a la extensión y la magnitud del impacto, así como los graves daños causados por las lluvias en zonas agrícolas y en las infraestructuras”, manifestó Byrs.

Contenido externo patrocinado