Ecuador, empeñado en salvar tortugas marinas

13 de enero de 2013 00:00

Un campamento para el monitoreo del proceso de reproducción de tortugas marinas fue instalado, a mediados de diciembre pasado, en la zona Quinta Playa, en la isla Isabela del archipiélago de Galápagos.

Guardaparques y científicos observan por cuarto año consecutivo los sitios de anidación de la especie, indicaron fuentes de la Dirección del Parque Nacional Galápagos (DPNG) y Fundación Charles Darwin (FCD).

Los principales objetivos del proyecto bi-institucional son determinar la abundancia de hembras anidadoras por temporada, el éxito de eclosión de las nidadas (grupos de huevos) depositadas y evaluar posibles impactos, tanto naturales como humanos, sobre hembras anidadoras y nidos en desarrollo.

Los científicos y técnicos del proyecto escogieron Quinta Playa para iniciar la instalación del campamento, porque es una de las principales playas de anidación del archipiélago en cuanto a la abundancia de tortugas anidando.

Eduardo Espinoza, responsable del subproceso de monitoreo de ecosistemas marinos de la DPNG, indicó que durante los picos de reproducción se pueden encontrar en una noche entre 40 y 50 hembras en la playa, mientras que el número de nidos en el sitio llega a la mitad. Esta actividad ocurre entre la noche y la madrugada.

Voluntarios locales, del continente y extranjeros, colaboran en este proyecto que continuará durante los próximos seis meses, en la época de mayor anidación en los balnearios. “En la mayoría de playas del archipiélago se ha reportado anidación de tortugas marinas, por lo que se recomienda a los visitantes no caminar por las dunas de las playas que son las zonas de anidación, para no afectar los nidos en desarrollo”, afirmó Macarena Parra, de la FCD.

Las tortugas marinas son especies en peligro de extinción por su vulnerabilidad ante los efectos de las actividades humanas. Las islas Galápagos son uno de los principales sitios de anidación de la tortuga verde (Chelonia mydas) en la región del Pacífico Oriental.

Este esfuerzo se suma al que desarrolla el Gobierno, a través del Ministerio del Ambiente, en la parte continental del país. Este proyecto gubernamental produjo resultados favorables hace más de una semana en el Refugio de Vida Silvestre y Marino Costero (Rvsmc) Pacoche, cerca del puerto manabita de Manta.

En ese lugar, alrededor de un centenar de pequeños quelonios rompieron sus huevos y continuaron con su ciclo vital adentrándose en las aguas del océano Pacífico. Para lograr este éxito en la fase reproductiva de esta especie en peligro de extinción de Galápagos, guardaparques rodearon la zona de anidación con una malla protectora colocada para resguardarla de los depredadores, como perros salvajes, cangrejos y otras amenazas.

Desde junio del año pasado hasta la actualidad, siete nidos de tortugas “verdes” (Chelonia mydas), y 125 nidos de tortuga “golfina” (Lepidochelys olivácea) han sido registrados y protegidos.

A la última especie -categorizada como vulnerable por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN)- pertenecen las pequeñas tortugas que nacieron en la playa La Botada, en la zona rural del cantón Manta.

Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado