“Como jueces electorales vamos a ser implacables”

08 de enero de 2012 - 00:00

Dejar un organismo electoral moderno, tecnificado y que goce de la confianza ciudadana es el objetivo de los cinco integrantes del Consejo Nacional Electoral (CNE) que entraron en funciones el pasado 29 de noviembre para un   período de seis años.

Las elecciones generales del 2013 es el primer reto para lo cual entró a revisión del pleno el calendario electoral, según el presidente del organismo Domingo Paredes, quien explica lo planificado y realizado en estos primeros cuarenta días de funciones.

¿El 29 de noviembre pasado, cuando asumieron el cargo, encontraron un organismo electoral en orden o hubo novedades?         

Lo que podría decirle es que reconocemos el trabajo realizado por el anterior grupo de consejeros, es positivo. Encontramos una institución organizada y llamó mucho la atención encontrar los procesos avanzados, sistematizados, organizados, de tal manera que las tareas del Consejo están reflejadas.

En materia financiera y de presupuesto, ¿todo está en orden?

Está bien, en eso no hay ningún tipo de inconvenientes. Es decir, presupuestariamente como en términos de organización el Consejo Nacional Electoral está bien, es una entidad sólida.

¿Sirvió el proceso de transición? ¿Se les entregó toda la información?

Algo inédito: mientras la historia de la institución era borra y va de nuevo (con cada cambio se volvía a empezar de cero), esta transición fue muy positiva porque durante dos semanas y media hubo entrega de información administrativa, financiera, institucional, así como de los procesos electorales, organizaciones políticas, las propuestas de reformas, etc.

¿Cuáles han sido las primeras acciones del nuevo Consejo?

Reajustar la arquitectura institucional del CNE hacia una etapa de modernización y automatización. Queremos hacer del CNE un organismo inteligente, acorde al siglo XXI, tenemos que incorporarnos al tren de la modernización.

¿Por qué fueron cambiados los directores departamentales?

Es sintomático. En toda institución pública el inicio de funciones de cualquier equipo implica contar con un grupo de colaboradores de confianza y obviamente por lógica, sentido común y sobre todo por respeto y sensibilidad, todo funcionario de libre remoción debe presentar su renuncia cuando hay cambio de autoridades. Lamentablemente no encontramos acá esa sensibilidad y por eso nos vimos obligados a pedirles la renuncia.   

¿Cómo erradicar el “estigma” de que el actual CNE tiene afinidad con el Gobierno?

Usted lo dice, es un estigma, raro en el siglo XXI que es el siglo de la profundización de la democracia, de una nueva ética y es raro porque antes no era estigma ser social cristiano y presidir el Tribunal Supremo Electoral, ser del Prian y presidir el organismo, no era estigma ser de Sociedad Patriótica y presidirlo.

Pero era uno, no todos.

Cinco personas, entre ellos quien le habla entramos no a dedo, sino como producto de un concurso público. Fueron públicas las impugnaciones, nos hicieron pedazos porque no tenían pruebas ni fundamentos y quedaron en la nada.

Estamos ahora acá con un compromiso moral con la patria, con el pueblo; entonces venir acá como nos decían en la Asamblea cuando nos posesionamos (“llegó el fraude”), es ofensivo. Frente a esos improperios producto del pasado, cada uno de nosotros vamos a seguir con nuestras carreras limpias porque venimos a servir a nuestro pueblo y no a enriquecernos.

¿Qué pruebas de independencia van a entregar a la ciudadanía para que haya confianza?

Hay total independencia, aún más el propio Presidente de la República tiene como precepto fundamental respetar las funciones del Estado. Tenemos independencia y prueba de ello es que la Ley se aplicará para todos y no solo para unos y en el caso nuestro como administradores de los procesos electorales, como jueces y contralores electorales, vamos a ser implacables.

¿Qué va a cambiar o mejorar en los seis años de funciones del actual CNE?

Mucho. Uno de los sueños que tenemos es dejar un CNE de confianza para el pueblo, pero más que nada dejar un organismo electoral altamente tecnificado, que los procesos electorales sean automatizados, transparentes, que ya no tengamos los problemas de papeletas mal llenadas, de fraude, robo de urnas etc., queremos asegurarle a la nación procesos nítidos, transparentes. El CNE que vamos a entregar en seis años será más consolidado en el marco de la democracia.

El anterior CNE dejó aprobado el plan operativo correspondiente al período 2011-2015, ¿se mantiene o será modificado?

El único plan operativo vigente es el anual, el resto tendrá que ser revisado.

¿También será revisado el presupuesto para las elecciones del 2013 que se calcula en alrededor de 83 millones de dólares?

El del 2013 lo estamos revisando para sincerar los costos de estos procesos. Estamos en ese margen, puede ser menos.

El calendario electoral arranca seis meses antes de las elecciones, el 20 de julio de 2012. ¿Se mantiene la fecha?

Las fechas son movibles, depende de las circunstancias. Por ejemplo nos preocupa las dificultades que están atravesando distintas organizaciones políticas, movimientos locales y nacionales en lo que es la recepción de firmas para la inscripción o reinscripción. La vocación del CNE es de apoyar, dar toda la información las experticias para que no fracasen en la recolección de firmas y de esa forma ampliar el abanico de organizaciones en las lides democráticas que se avecinan, por ello estamos observando el calendario.

¿Entonces debemos desechar las siguientes fechas: 22 de septiembre de 2012 convocatoria a elecciones, el 20 de enero de 2013 la primera vuelta electoral y el domingo 3 de marzo la segunda vuelta?

Estamos analizando todo aquello, queremos analizar los instructivos, los materiales que requerimos, la conexión en red y posiblemente las fechas programadas. Pero no se olvide, el mandato es que el 24 de mayo del 2013 será la posesión de los nuevos Presidente y Vicepresidente de la República y de los asambleístas. Entonces estamos reprogramando para facilitar todo a las organizaciones políticas.

¿Cuántas organizaciones políticas se han inscrito y han cumplido los requisitos?

Hasta el momento se han inscrito cuatro organizaciones. Tres partidos políticos que son Sociedad Patriótica, Movimiento Popular Democrático y Partido Roldosista Ecuatoriano y un movimiento político que es PAIS. Estos están inscritos a la fecha, pero además hay algunos que están en el proceso, por ejemplo Pachakutik, que presentó las firmas, Ruptura de los 25 también. 

¿En cuanto a movimientos locales?

Ya están inscritos uno en Loja, uno en El Oro y hay más de 18 partidos que han pedido  información, incluido el Prian, la Izquierda Democrática y otros.  

Las reformas al Código de la Democracia aprobadas por la Asamblea, ¿facilitarán los futuros procesos electorales?   

Hubo sensibilidad de parte de los legisladores de la Comisión de Justicia que nos invitaron a exponer nuestra propuesta que está orientada a facilitar los procesos. Por ejemplo en la consulta popular última por una impugnación se postergó la proclamación de resultados dos o tres meses, entonces ese tipo de reformas fue impulsada por el CNE y la buena noticia es que la ha recogido en la propuesta aprobada. Necesitamos esas reformas para asegurar procesos electorales transparentes y tranquilos. 

¿Hasta qué punto es conveniente la elección de legisladores en la primera vuelta?   

Económicamente es lo más rentable por el ahorro que representa al erario nacional. En la primera vuelta es lo más racional la elección del presidente y de la Asamblea por muchos motivos, entre ellos los políticos, sociales y los económicos.

¿La elección del Presidente de la República en una sola vuelta si tiene más del 40% de la votación y una ventaja de más de 10 puntos con relación al segundo candidato es conveniente?

Está en la Constitución. Eso lo ha discutido la Asamblea, en ello nosotros no hemos realizado mayores observaciones o sugerencias.

La regulación de la propaganda electoral oficial ha sido un clamor de diversas organizaciones políticas, ¿cómo se atenderá esta demanda?

Tenga la seguridad de que la normativa que maneja el Consejo Nacional Electoral debe ser cumplida por todos, que la ciudadanía lo sepa y que tenga la plena seguridad. Debemos nosotros asegurar la equidad e igualdad de oportunidades en este proceso. Lo que no puede entrar en discusión es que un Gobierno no publicite las obras que está realizando porque eso le empata al tema electoral. Históricamente todos los gobiernos hacen obras y promocionan sus obras, es un deber, por lo que no hay que mezclar la campaña electoral con la información o publicitación de obras. Si la población no quiere alguna candidatura, eso se va a reflejar en el voto y eso no entra por publicidad.

Bajo este argumento ¿se justifica que los funcionarios públicos no tengan necesidad de renunciar para ser candidatos y hacer sus respectivas campañas?

Estados Unidos es el ejemplo más palpable del sistema presidencialista que tenemos; el Presidente sigue en su trabajo normal y está en campaña, es un derecho que tiene y si es un Mandatario y un Gobierno que están ejecutando obras, eso forma parte del bagaje que tiene el candidato para la reelección. Ahí no podemos nosotros mediar entre equidad e inequidad. Entonces hay que pensar en el ciudadano, porque el ecuatoriano de hoy ya no es el del siglo XX, hay más conciencia, se piensa más en el país.      

El control del gasto electoral estableció sanciones, ¿ya se ha procedido a aplicarlas?  

Estamos recibiendo los informes de la Unidad de Fiscalización y Control del Gasto. Esos informes sobre los sujetos políticos tienen que pasar al pleno del Consejo para el respectivo análisis; vale recordar que algunos informes fueron resueltos por el Consejo anterior, entonces veremos cómo está. Lo que sí le aseguro es que por omisión no podemos pecar y hemos insistido en que a la brevedad posible nos entreguen los informes.

Quienes no han cancelado multas por exceso en el gasto electoral en eventos anteriores, en particular el caso de Álvaro Noboa, ¿tendrá algún impedimento para los próximos comicios?

Hay que analizar cada uno de los casos y habrá un pronunciamiento porque estamos sujetos a plazos y términos.

¿El Instituto, que tiene entre sus fines la enseñanza, investigación,  producción de conocimientos, capacitación y la promoción de los derechos políticos, está funcionando? 

Es una maravilla, hicimos una reforma increíble, estamos consolidando la matriz del Instituto en Quito y vamos a tener sedes en Cuenca, Guayaquil y la de la Escuela de la Democracia y Líderes Políticos será en Portoviejo, aunque los grandes eventos se realizarán en Montecristi, con lo que tendremos una entidad desconcentrada. 

¿Cuál será la primera?

El próximo mes, en febrero, dentro del marco de los 100 años del crimen del General Eloy Alfaro, vamos a inaugurar el Instituto y la Escuela en Montecristi en un evento internacional en el marco de una trilogía de tres grandes hombres latinoamericanos que son: Eloy Alfaro, José Martí y Sandino.   

¿Se designó a la Junta Directiva y coordinador general o directora ejecutiva?

Cambió la estructura, porque antes eran miembros de la Junta Directiva tres consejeros a excepción del Presidente y Vicepresidente del CNE, ahora somos todos, el Consejo en pleno más el director del Instituto que al momento está encargado transitoriamente porque es asesor del despacho el doctor René Mougé Mosquera.

¿Cuándo será designado el titular?

Esperamos  para el mes de febrero, a través de una terna, designar al Director que deberá reunir algunos requisitos como tener un doctorado en el exterior en Ciencias Políticas y que sea una persona de academia para que nos ayude en la investigación y el análisis político.

¿La terna de dónde sale?

Del Consejo, pero estamos analizando, conversando con la academia, con Flacso, la Universidad Andina, con academias de Cuenca, Guayaquil, de la provincia de Manabí para ver nombres de candidatos de la terna y los que manejarían las sedes de esta institución importantísima porque tienen que trabajar en la construcción de la democracia, de la nación ecuatoriana.

¿Cómo va a construir democracia un Instituto?

Estudiando la Constitución de la República. Si hablamos de los derechos políticos, constitucionales, humanos, el Instituto debe ser el propulsor de una reflexión a nivel nacional del texto Constitucional y de la Ley Orgánica de Elecciones o Código de la Democracia.

¿Con quiénes trabajarán?

Vamos a trabajar con las organizaciones políticas y las sociales. En este mes vamos a tener un plan, porque queremos entrar con un programa agresivo de formador de formadores; es decir, trabajar con dirigentes barriales y de organizaciones a través de la formación de líderes y estos a su vez reproducen los conocimientos y van formando nuevos líderes. Queremos hacer algo para llegar a todo el territorio nacional; es un sueño  que el Instituto sea un semillero de la democracia, en la construcción de la nación ecuatoriana, de la interculturalidad y sobre todo, un semillero de la conciencia política del ecuatoriano.

Conocemos que el pleno se reunirá en Guayaquil en estos días, ¿qué van a tratar?

Justamente lo que estamos hablando. El Instituto de Capacitación va a trabajar en armonía con el CNE y con una organización que  vamos a crear. Tendremos una reunión del pleno en Guayaquil el 19 de enero y ahí vamos a aprobar el estatuto del Consejo Consultivo de Organizaciones Políticas del CNE.

¿Cuál será el rol de esta instancia?

Es un órgano asesor de los partidos y movimientos políticos. Estamos analizando para ver si la academia también participa dentro de este organismo que además asesorará al Consejo Nacional Electoral. Esto significa que vamos disminuyendo la discrecionalidad y ampliamos la oportunidad del diálogo, del entendimiento y la cooperación aunque estemos en grupos contrarios.

¿Temas específicos?

Discutir los planteamientos centrales y esenciales que tenemos como CNE; vamos a construir los acuerdos para que los procesos electorales, de consulta o revocatoria del mandato se  hagan en paz. En ese espacio queremos buscar acuerdos y consensos en forma respetuosa.

¿Cuándo será una realidad este Consejo?

En este primer trimestre, tenemos que ponerlo a funcionar pronto, ese es nuestro objetivo.

¿Cuánto se ha avanzado hasta la fecha respecto al proceso electoral en  la Concordia?

Todo está a punto, estamos con fechas. El 5 de febrero se realizará la consulta, pero sí nos preocupan actitudes como la del Comité Cívico de Esmeraldas que la preside el prefecto encargado, que ha manifestado que conjuntamente con la consulta oficial del CNE ellos también han aprobado una consulta ad hoc, ilegal, en varios cantones de la provincia, sobre un tema particular como el de la Concordia.

¿Cómo impedir eso?

Vamos a aplicar la ley. Primero realizaremos un llamado de atención para que los sujetos políticos, en este caso el Comité Cívico de Esmeraldas respete la norma vigente, pero si comete una ilegalidad, simplemente nosotros aplicaremos todo el rigor de la Constitución y de la ley. Habrá sanciones porque la ley no es para unos sino para todos.

¿Afectará a la campaña?

Espero que no, y estamos dando facilidades, el Pleno extendió el plazo de 2 días a las organizaciones sociales y políticas inscritas para que completen la documentación.

¿Se mantiene el presupuesto de 800 mil dólares para la consulta de la Concordia?

Sí, pero quizá se gaste mucho menos, además hay que tomar en cuenta que es solo una pregunta.

¿Los resultados en qué tiempo se conocerán?

Inmediatamente, es nuestra propuesta y propósito.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Últimas noticias
Medios Públicos EP