Caída de turistas por daño a puente Santay perjudica a negocios de Durán

18 de agosto de 2018 - 13:28
Foto: Jorge Barona / Medios Públicos

Jorge Carriel llegó la tarde del jueves 16 de agosto al sector del malecón de la ciudadela Abel Gilbert, en el cantón Durán, con la aspiración de cruzar a la isla Santay para conocer la flora y fauna de este humedal situado en medio del río Guayas y considerado uno de los sitios turísticos más concurridos del país.

Este ecuatoriano, quien lleva algunos años viviendo en Estados Unidos, quería captar fotos para enseñarlas a parientes y amigos; sin embargo se quedó con las ganas de hacer el recorrido, pues se encontró con que el puente peatonal que conecta con la isla se encontraba inutilizado.

Una cinta plástica con la palabra "peligro" impide el paso hacia la estructura desde el pasado domingo 12 de agosto, cuando una enorme embarcación, que quedó a la deriva por el río tras soltarse de las amarras, impactó contra el área basculante y provocó daños a esa estructura.

“Es lamentable que esto haya sucedido. Ojalá se repare pronto el puente y no se perjudique el turismo”, comentó Carriel, quien señaló que al día siguiente se trasladaría al sur de la ciudad de Guayaquil para pasar a la isla por el otro puente que la conecta a esa ciudad portuaria, lo cual le demanda tiempo y gastos de movilización.

Similar sentimiento de frustración expresó Carolina González, una de las pocas turistas que llegó a este tramo del malecón de Durán para pasar a Santay.

Esta riobambeña acudió acompañada de sus dos hijos y le tocó conformarse con subir a una torre mirador que existe en el malecón, desde donde divisó más que sea a lo lejos el paisaje dominado por el caudaloso río Guayas y la tupida vegetación de la isla.

Después de casi una semana del accidente, los efectos también se sienten entre los negocios ubicados en la avenida colindante al malecón debido a la ausencia de turistas y deportistas que cada día hacían uso del puente peatonal.

Elizabeth Córdova, propietaria de una despensa en el sector, lamentó que las ventas han caído de manera considerable en los últimos días. “Aquí a diario vendía bebidas, snacks y otros productos a los caminantes o ciclistas que llegaban desde Guayaquil, pero en estos días no hay nada de movimiento”, manifestó.

Esta comerciante dijo que las ventas han caído en un 50% aproximadamente, por lo que espera que se arregle con prontitud el paso peatonal a fin de que se reactive nuevamente la economía de los lugareños.

Otros propietarios de negocios de la zona prefieren mantener cerrados por horas sus locales debido a la caída de las ventas.

Esperan pronta reparación

Gonzalo Menoscal, vocero de Gestión de Riesgos del Municipio de Durán, recordó que días antes del accidente debido a un fuerte aguaje tres barcos que estaban acoderados a la espera se ser sometidos a un proceso de desmantelamiento y fundición, se soltaron de las amarras de la empresa Adelca, de los cuales dos pudieron ser remolcados nuevamente al muelle de origen.

No obstante, uno de los buques, el de mayor dimensión, quedó atorado en un banco de arena, lo cual dificultó las labores de remolque. Al subir nuevamente la marea el barco reflotó y navegó a la deriva hasta impactar con la popa al área basculante del paso el pasado domingo 12 de agosto, alrededor de las 18:30.

Menoscal indicó que el Municipio de Durán ha pedido a la autoridad marítima que haga una inspección minuciosa de las condiciones de los muelles y en la forma en que son atracadas las embarcaciones, a fin de evitar un nuevo incidente como el registrado la semana pasada y otros dos ocurridos en octubre del año pasado en el puente que conecta a Guayaquil con Santay, que lo dejaron inutilizado por espacio de ocho meses y cuya reparación se avaluó en 5 millones de dólares.

El funcionario solicitó a las autoridades que se agilice el proceso para la reparación de los daños y con esto reactivar el turismo tanto hacia la isla como a Durán.

Según datos preliminares del Cabildo duraneño, las 57 familias que viven en Santay dejan de percibir un promedio de 500 dólares diarios del turismo que va desde Durán. A eso se suman las pérdidas que sufren los negocios asentados en el malecón de este cantón.

La Gobernación del Guayas informó, en días pasados, que actualmente se realiza un proceso de evaluación de los daños del paso peatonal para determinar el monto de la reparación que, según se informó oficialmente, será asumido en su totalidad por la empresa Adelca, propietaria del barco que provocó el siniestro. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: